El régimen de Beijing debe pagar por sus crímenes

El régimen de Beijing debe pagar por sus crímenes

“Estamos en vísperas de un acontecimiento que hará historia y deseo simplemente que nuestros enamorados de China puedan distinguir el país, del partido”

Por Michel Wu 17.01.2008 11:56

Michel Wu ex jefe de redacción de la sección China en Radio Francia Internacional. (Li Yuhan /La Gran Época)
Señoras, Señores,

La cuestión sobre la cual llevo reflexionando desde hace años, es saber si uno de los aspectos más negativos escondidos por el crecimiento económico de la China comunista puede resumirse en la violación de los derechos humanos. Discutí sobre esto hace dos semanas en París con un militante chino a favor de la democracia, el señor Pan Ping, treinta años más joven que yo. Ambos llegamos a la misma conclusión: el régimen de Beijing debe responder cuanto antes por sus crímenes de genocidio y por sus crímenes contra la humanidad.

Primero ¿qué es un genocidio? Es, como usted sabe, el exterminio físico, intencional, sistemático y programado de un grupo o parte del grupo, bien sea étnico, nacional, religioso o racial.

La organización de Naciones Unidas adoptó el 9 de diciembre de 1948 un convenio para la prevención y la represión del crimen de genocidio. El artículo 2 de este convenio dice:

“A los efectos del presente convenio, se entenderá por ‘genocidio’ cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal:

a- Matanza de miembros del grupo

b- Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo

c- Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial

d- Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo

e- Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo”

Esta definición ha sido repetida en 1998 en el artículo 6 del Estatuto de Roma, de la Corte Penal Internacional. También la Corte Penal Internacional volvió a definir y a detallar en el artículo 7 del estatuto de Roma los actos siguientes como crímenes contra la humanidad:

a- Asesinato

b- Exterminio

c -Esclavitud

d- Deportación o traslado forzoso de la población

e- Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional

f- Tortura

g- Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad comparable

h- Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género…

i- Desaparición forzada de personas

j- El crimen de apartheid

k- Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente a la integridad física o a la salud física y mental

El estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional modificado entró en vigor en julio de 2002. A la vista del artículo 7 de este documento se señalan tres principios del derecho internacional que rigen el crimen contra la humanidad: 1) Puede ser cometido en todo momento. 2) Es imprescriptible; de los jefes de Estado a los ejecutantes, nadie puede gozar de inmunidad. 3) Por fin, se trata tanto de artimañas legales como ilegales en el país concernido; que aún siendo declarado legal por un cierto régimen puede volverse ilegal teniendo en cuenta la legislación de la justicia internacional.

Gao Zhisheng, en una entrevista en su oficina de Beijing, el 02 de noviembre de 2005. El abogado chino conocido por defender casos políticamente sensibles ha sido enjuiciado en Beijing por subversión, negándosele la representación legal apropiada, según dijo su abogado. Actualmente se encuentra en paradero desconocido. (AFP/Getty Images)
Tratándose de la China comunista, a fecha de hoy, la comunidad internacional ya ha revelado varios casos para ser considerados como genocidios o crímenes contra la humanidad.

Estos son:

a- El Tíbet con la invasión comunista en 1959 que causó más de 1,2 millones de muertos

b- El Gran Salto Adelante (1959-1962) con 30 millones de personas muertas de hambre como consecuencia de la política de Mao Zedong

c- La gran revolución cultural puesta en marcha en 1966 en nombre de la radicalización del comunismo, causó por lo menos un millón de muertos.

La lista de crímenes del régimen de Beijing es mucho más larga para todos aquellos que conocen la historia del Partido Comunista Chino (PCCh). Son sin excepción los crímenes cometidos en nombre de un estado que practica una política de hegemonía ideológica. Con un poder que era llevado a pie del cañón, el régimen de Beijing lanzó desde 1950 las siguientes campañas de espanto:

a- Campaña contra los contrarrevolucionarios: La matanza prevista por una directiva del partido era de uno por cada mil habitantes; 2.400.000 personas ejecutadas según las estadísticas oficiales.

Edward McMillan-Scott, vicepresidente del Parlamento Europeo, posa para la foto en Hong Kong, CHINA con el Legislador de Democracia Albert Ho, portando un cartel con el retrato del abogado de derechos humanos Gao Zhisheng, el 26 de agosto de 2006. El Sr. McMillan-Scott acababa de estar en China sobre una misión de derechos humanos y asistía a una reunión para exigir la liberación de Gao. (MIKE CLARKE/AFP/Getty Images)
b- Campaña de reforma agraria para “cambiar las relaciones de producción en el campo”; aproximadamente 100.000 terratenientes fueron ejecutados.

c- Campaña de transformación socialista de las empresas privadas que apuntan a “convertir las relaciones de producción en ciudad”; fue durante este período que el alcalde de Shanghai se preguntaba cada día: “¿cuántas personas saltaron hoy por la ventana?”.

d- Primera campaña contra las confesiones religiosas que, según las alegaciones del poder, servían de escondites a los contrarrevolucionarios; más de 10.000 creyentes ejecutados.

e- Campaña contra los derechistas, los intelectuales que recomiendan el pluralismo y critican el partido. Es después de la eliminación de las propiedades privadas que surge la primera tentativa de imponer el pensamiento único; 500.000 intelectuales son rebajados al nivel de ser reeducados.

f- Gran Salto Adelante y Revolución Cultural: estas dos campañas, las más conocidos en el extranjero, fueron lanzadas en el marco de una “carrera acelerada hacia el comunismo” y de la revolución continua bajo la dictadura del proletariado. Sus balances son mucho más pesados y más sangrientos.

Según fuentes diversas y concordantes, hasta los años 70, han perecido entre 60 a 80 millones de chinos en la locura revolucionaria: el equivalente a la población francesa ha sido suprimido así en tiempos de paz. La esterilización forzada aplicada en nombre de una planificación familiar es una campaña permanente que continúa produciendo dramas sobre todo en las zonas rurales. Ninguna estadística está disponible para los infanticidios a este título. El abogado Chen Guangcheng, que denunció estos dramas, continúa encerrado por siempre en la prisión.

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS: El ganador del Premio Nóbel de la Paz José Ramos-Horta dirige una reunión de manifestantes a favor de tibetanos fuera de la oficina central de Naciones Unidas en Nueva York. Los activistas de derechos humanos y los partidarios de Salven al Tíbet, se reúnen para conmemorar el aniversario del levantamiento tibetano (1959) en el cual murieron muchos miles de tibetanos durante la invasión china. (JON LEVY /AFP/Getty Images)
Por el hecho de que un número importante de personal del partido fue sacrificado en aras de la dictadura proletaria, el partido convocó en 1981 la 6ª sesión del comité central nacido del 11º Congreso, y adoptó una “resolución que concernía a ciertos problemas históricos aparecidos desde la creación de la república”. Reconocía esos “errores izquierdistas” que habían sido cometidos durante la revolución cultural y los años precedentes, afirmaba que iban a desarrollar unos esfuerzos para corregir estos errores y subrayaba que el partido resolvía prevenir e impedir los mismos errores de ahora en adelante.

En el alborozo provocado por la caída de la “banda de los cuatro” (los cuatro grandes instigadores de la revolución cultural, no incluye a Mao Zedong), los chinos creyeron en este arrepentimiento, imaginándose que la paz social podía volver por fin. Sin embargo, apenas transcurridos diez años, sucedieron los acontecimientos de la céntrica plaza de Beijing dónde fueron movilizados carros de combate para enarbolar a un movimiento estudiantil que luchaba a favor de la democracia: miles de muertos y cientos de miles de detenidos de los que aún hoy algunos continúan encarcelados. Diez años más tarde, es el movimiento espiritual Falun Gong objeto de una persecución cuya crueldad no tiene precedentes.

¿Qué es Falun Gong? Opino simplemente como periodista. Se trata de tres palabras llenas de sabiduría y un método que permite de forma gratuita mejorar la salud física. En la China comunista, posteriormente a la caída del muro de Berlín, muchos chinos cansados de la filosofía de lucha de clase, se adhirieron masivamente a la “Verdad, Benevolencia y Tolerancia” que deben regir las relaciones humanas y encontraron eficaz el método de Falun Gong en materia de salud sobre todo cuando no había una protección de la Seguridad Social.

Sintiendo pánico por el estallido del campo socialista pero sin querer evolucionar, el partido comunista chino veía esto de muy distinto modo. Jamás toleró la presencia de una organización paralela, en este caso Falun Gong, que arrastraba en su estela a más personas que los miembros del partido. En 1999, una sentada organizada en consecuencia de un principio de interdicción y de detenciones, dio al poder el pretexto para lanzar a escala nacional la campaña contra Falun Gong: demonizándolos por los medios de comunicación, haciendo redadas, encarcelamientos, torturas con vistas a un lavado de cerebro, deportaciones, ejecuciones sumarias y, a la hora del mercado donde todo se vende y se compra, sustracciones de órganos a practicantes vivos encarcelados, para un tráfico ilícito, impensable y prohibido en nuestras democracias. Un tema añadido que embaraza aún más a las autoridades de Beijing.

Bajo la dirección de una oficina interministerial, tristemente célebre llamado Oficina 610, las instrucciones fueron dadas así: “Los practicantes de Falun Gong están considerados como los peores enemigos, su defunción puede ser declarada como un suicidio, y para los que se niegan a abandonar la práctica, hay que cortarles los recursos financieros, hay que desacreditarlos en el plano social, incluso exterminarlos pasando sus cuerpos directamente al crematorio sin registrar el origen”.

Señoras, Señores ¿no es esto peor que la “solución final” que los propios nazis habían reservado a los judíos?

Mientras que Falun Gong es practicado libremente en Taiwán, Hong Kong y en más de 80 países del mundo, la persecución que continúa todavía en China, ya tiene en su haber según informaciones comprobables más de cuatro mil muertos, decenas de miles de encarcelados y un número indeterminado de desaparecidos. Así como es un tema sagrado para las autoridades de Beijing, ningún dirigente occidental en visita ha tenido todavía el coraje de alzar la voz en público para denunciar el problema de la persecución de Falun Gong, salvo el señor Edward McMillan-Scott, vicepresidente del Parlamento Europeo que se informó en el mismo lugar y se encontró con practicantes de Falun Gong, y el señor Manfred Nowak, investigador de la ONU sobre la tortura, quien declaró que la tortura es “moneda corriente” en China.

A finales de noviembre, el Tribunal Constitucional de España anunció que autorizaba el tratamiento de la querella presentada por practicantes de Falun Gong, por genocidio, tortura y crimen contra la humanidad, aunque estas denuncias no implicaban a personas de nacionalidad española. Recordemos que desde el 2002, más de 50 querellas han sido presentadas ante el tribunal por varios países contra el ex presidente chino Jiang Zemin, contra el jefe de la Oficina 610 Luo Gan y contra otros responsables de esta persecución. Anteriormente a la decisión española, la justicia australiana también respondió favorablemente a una querella contra el antiguo ministro del comercio Bo Xilai, fuertemente implicado en la persecución.

Me es imposible detallar aquí a todas las víctimas del comunismo en China. En la actualidad, entre los que sufren también atrozmente citaría a los monjes budistas del Tíbet que veneran al Dalai Lama, los católicos fieles a Roma, los campesinos privados de tierra y muchos otros que han sido arruinados por el enriquecimiento de los funcionarios corruptos.

Un fenómeno único en el mundo es la persecución y el encarcelamiento de abogados en China. Estos defensores de los débiles cuya figura principal es el Maestro Gao Zhisheng que está en prisión, son tratados salvajemente por las autoridades. Sus familias también.

He aquí, Señoras, Señores, la verdad de este régimen al cual se confió los próximos Juegos Olímpicos. Sé que hay mucho dinero en juego y que la vida competitiva de un atleta es breve. Pero estoy seguro que los lugares de competición serán frecuentados por las almas inocentes que sucumbieron bajo el yugo del comunismo. ¿Tendría la conciencia tranquila yendo a la cita de 2008? Usted no oyó que una cadena de televisión en Hong Kong financiado por Beijing gritaba cada día alto y fuerte: “le doy los juegos y a cambio usted se calla”. ¿? Ustedes serán sólo unos extras de un espectáculo que permitirá al régimen de Beijing reafirmar su insostenible legitimidad y recoger dinero ilícito; la reedición de los Juegos de Berlín en 1936.

Donde dice represión dice resistencia y las ruedas de la historia se apresuran. Las víctimas de varias generaciones del comunismo en China vienen para lanzar a Nueva York su proyecto de formación de un gobierno de transición en el exilio. Estamos en vísperas de un acontecimiento que hará historia y deseo simplemente que nuestros enamorados de China puedan distinguir el país, del partido, evitar la trampa como la revolución cultural, y que sobre todo, no estén un día confrontados con la historia sobre el banco de los colaboradores.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: