China uso una foto trucada para justificar ecológicamente el tren del Tibet

China uso una foto trucada para justificar ecológicamente el tren del Tibet

04.04.08 | 15:33. Archivado en Educación ecológica

(PD).- Justo cuando grupos ecologistas de medio mundo señalaban el desastre ecológico causado por el tren del Tíbet, el más alto del mundo, el reputado fotógrafo chino Liu Weiqiang dio un respiro a su Gobierno de Pekín con una imagen que mostraba la coexistencia armoniosa de la alta tecnología y la vida salvaje.

Como reseña Adrián Foncillas en Sombras Chinas, no es una cualquiera: fue premiada en el Concurso de Fotoperiodismo de 2006 que retransmite en directo la TV pública china, salió en más de 200 medios chinos y bastantes extranjeros.

Y mucho más importante aún, dio aire al Gobierno cuando ecologistas de medio mundo alertaban del desastre ecológico causado por el tren del Tíbet, el más alto del mundo.

La foto muestra -supuestamente- la coexistencia armoniosa de la alta tecnología y la vida salvaje.

Tampoco el autor es un cualquiera. Liu Weiqiang es un habitual de los medios chinos más prestigiosos y ganó el premio en un concurso nacional de 2002 con una espectacular foto de una tormenta de arena. También es un tenaz ecologista, habitual en las campañas para salvar de la extinción al antílope.

Tras ser premiado por la foto, dijo haber tenido que esperar ocho días con sus ocho noches en una desértica y fría zona a 4.000 metros de altitud.

La foto es falsa. A algunos expertos ya les había extrañado que la veintena de antílopes, extremadamente tímidos y huidizos, trotara alegremente con el tren a sus espaldas. La prueba llegó más tarde: un internauta amplió la foto y vio una línea roja que parecía la unión de dos fotos diferentes.

Liu confesó. Dijo que no había esperado ocho días con sus ocho noches sino veinte días con sus veinte noches, pero que el maldito momento mágico no llegó.

El tren estuvo ahí, los antílopes estuvieron ahí, pero no coincidieron. Dijo que era indigno de la profesión y lo dejaba.

Los medios para los que trabajaba ya le habían despedido, y el director del diario que publicó la foto por primera vez había dimitido.

Y mucho más importante aún, el Gobierno se ha quedado sin la prueba irrefutable de que el tren y los antílopes son compatibles. “La verdad es la opuesta a lo que la foto mostraba, no hay coexistencia armoniosa posible”, decía Su Jianping, experto del Northwest Institute of Plateau Biology.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: