La olímpica oportunidad

La olímpica oportunidad

miércoles, 02 de abril de 2008
Editorial / El Mercurio (Chile)
Enfoques Internacionales
Lunes 31 de marzo de 2008

La represión de China en el Tíbet y las protestas por demandas autonómicas en esa región eran previsibles. Los monjes y los dirigentes del pueblo tibetano originario sabían que las Olimpíadas eran el momento apropiado para provocar un amplio apoyo a su causa libertaria. A la vez, se suponía que la potencia más populosa del mundo aprovecharía la cumbre deportiva para mostrar su modernidad, inserción internacional y atributos de potencia mundial.

Lo que se omitió en las previsiones es que el gobierno de China no renunciaría a contener las demandas autonómicas y mantener el férreo control de su población y territorio. Probablemente, el temor de repetir la desmembración y el colapso comunista de la Unión Soviética mueven a Beijing a usar la fuerza: decenas de otras etnias podrían ejercitar reclamaciones similares.

El Dalai Lama preparó el camino con una ofensiva que busca el respaldo de la comunidad internacional para el respeto a los derechos de su pueblo. En la promoción de su causa fue recibido por varios mandatarios, incluidos el Presidente Bush y Angela Merkel. Ahora, el Primer Ministro británico y otros gobernantes están dispuestos a reunirse con el líder espiritual del Tíbet, como no lo habían hecho sus predecesores. Hasta el Gobierno chileno, que siempre se ha negado a recibirlo, se vio forzado a lamentar los recientes acontecimientos en el Tíbet, con el riesgo de agraviar a un socio comercial significativo y próximo anfitrión de la Presidenta Bachelet. Más enérgico ha sido el Presidente Sarkozy, que no ha descartado la inasistencia de la delegación francesa a la ceremonia inaugural de las Olimpíadas.

Pocos discuten el potencial económico de China, pero hay quienes sostienen que se exagera su actual poderío: a pesar de sus modernizaciones y más de mil 300 millones de habitantes, su producto no alcanza a superar al de Gran Bretaña; su poder bélico es incomparable con el estadounidense, y hay escepticismo de que, al menos en este siglo, sea una superpotencia equivalente a EE.UU., o a lo que fueron antes Inglaterra y varios imperios. La supremacía mundial significa sumar al poderío militar y económico el poder blando, que no tiene China, del impacto cultural, de su lenguaje, costumbres y principios diferenciadores. Por lo demás, muchos sostienen que China no tiene una vocación imperial; sólo aspiraría al progreso de su pueblo, y su pragmatismo llega al extremo de apoyar a regímenes oprobiosos, como Sudán, Myanmar y Corea del Norte, o disruptivos como Irán, y a aceptar “un país, dos sistemas” en Hong Kong y Macao.

La desproporción de las fuerzas en conflicto es evidente, y éste puede ser otro episodio que se supere internamente, como Tiananmen en 1989. Es poco probable que prospere el boicot a las Olimpíadas o un acuerdo condenatorio de Naciones Unidas por los incidentes en el Tíbet. China tiene derecho a veto en el Consejo de Seguridad y su carta le impide inmiscuirse en los asuntos internos de los estados. Por último, nadie pretende aislar a China: es un motor indispensable de la economía global y, políticamente, todos buscan comprometerla con el orden mundial.

Otra cosa serán las múltiples manifestaciones de protesta con ocasión de la gira mundial de la antorcha olímpica y el perdurable daño al prestigio, imagen y confiabilidad de China en la globalización. Al descartar el diálogo en el Tíbet, ella parece dispuesta a perder la oportunidad de las Olimpíadas para mostrar al mundo su modernidad y cambio.

——————————————————-

Tsewang Phuntso
Oficial de Enlace para America Latina
OFICINA DEL TIBET
241 East 32nd Street
New York, NY 10016

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: