Los Juegos Olímpicos eclipsan el Foro económico de Boao

Mientras el Dalai Lama apoya los juegos pero rechaza la represión, China le acusa de amenazar la unificación nacional y el presidente del Comité olímpico garantiza la libertad de expresión de los atletas “siempre y cuando respeten las leyes del país”

EFE |

Los Juegos Olímpicos están siendo, sin duda, la estrella del Foro económico de Boao, donde se han juntado sin encontrarse el presidente de China, Hu Jintao y el Dalai Lama, líder espiritual de 13 millones de tibetanos.

Durante el día de hoy, Jintao ha reiterado que el problema del Tíbet es un asunto totalmente interno y que el conflicto entre el Gobierno central y “la camarilla del Dalai” afecta a la unificación nacional.

“Nuestro conflicto con el grupo del Dalai no es un problema étnico, ni religioso, ni de derechos humanos -ha declarado Jintao en una reunión con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd – sino un problema para salvaguardar la unificación nacional o separar a la patria”. Jintao niega que las manifestaciones de Lhasa fueran pacíficas sino crímenes violentos.

Por su parte, el Dalai Lama, ha subrayado que su compromiso con la democracia y la libertad de expresión no significa un rechazo a los Juegos.

“Yo apoyo esos juegos. No estoy contra China – declaró en una entrevista para la cadena norteamericana NBC. -Pero también soy un hombre comprometido con la democracia y no podría mandar a callar a los manifestantes”.

Según la agencia oficial china, Hu subrayó que la puerta para el diálogo entre el Gobierno y el Dalai Lama está abierta, aunque la “camarilla” no la quiera abrir. “Por nuestra parte no existen obstáculos para tener contacto y conversaciones, pero por parte del Dalai Lama, sí. Si sus intenciones de diálogo fueran sinceras, habría diálogo”.

El COI intenta salvar la imagen de los Juegos

Enmedio de los dos frentes y sometidos a un rechazo internacional cada vez más extendido, el Comité Olímpico Internacional (COI) ya no sabe qué hacer. Intenta convencer al gobierno chino para que afloje y permita entrar a periodistas no cercanos al régimen, corre de un lado a otro para suavizar las tensiones en Tibet y, en general, trata de crear la ilusión -aunque sea monentánea- de que las cosas en China no están tan mal y que, en cualquier caso, la situación política del anfitrión nada tiene que ver con ellos.

“Nadie está atacando los Juegos, pero algunos los están utilizando” acusaba ayer su presidente Jaques Rogge, insistiendo en que los JJOO no son de la clase política sino que se organizan para los deportistas.

“Obviamente preferiríamos que los políticos no hablasen sobre boicot”, señaló Rogge, sin duda refiriéndose a las declaraciones de Gordon Brown, la canciller alemana, Angela Merkel o el secretario general de la ONU, que no acudirán a la ceremonia de inauguración en señal de protesta. Sin dar detalles sobre su reunión con el presidente chino, Rogge garantizó sin embargo la libre expresión de los atletas sin consecuencias para ellos, “siempre y cuando respeten las leyes del país”.

“Hay países en el mundo en los que si quemas la bandera nacional te meten en la cárcel”, defendió Rogge. “Cualquier país tiene sus propias reglas en términos de expresión y protesta. Hemos recibido de las autoridades chinas la garantía de que los atletas podrán expresarse de manera crítica sin consecuencias”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: