La coalición protibetana

La coalición protibetana

Ni la CIA ni «Le Monde Diplomatique» pueden ser identificados por Pekín como los instigadores del boicot a la antorcha olímpica. No es poca la capacidad de cálculo de la mente china ni es flaco el «lobby» mundial pro-chino pero han topado con una coalición muy peculiar, de coordinación espontánea —de nuevo el SMS por efecto de eco— y de alcance globalizado. Adeptos del magisterio espiritual del Dalai Lama, organizaciones pro-derechos humanos, monjes exiliados tibetanos: todo suma. Es un correctivo sin precedentes para un nacionalismo tan autoritario como el chino. Estamos ante una movilización de nuevo signo, un indicio de por dónde andarán las cosas en este siglo XXI. Ni la propaganda al viejo estilo ni el sistema internacional clásico disponen de la clave de quién —cómo y porqué— va a trepar por los cables del Golden Gate en San Francisco. Dice «The New York Times» que China está buscando una empresa de relaciones públicas que le mejore la imagen antes de agosto: una solución es dejar de detener disidentes tibetanos. De todos modos, el boicot —y con carácter muy parcial— sólo parece practicable en el día olímpico inaugural. Hay quien habla de revitalizar la idea de tregua olímpica. Pero quién sabe para qué la aprovecharían las autoridades chinas. Por ahora no parece que vayan a invitar al Dalai Lama para que visite el Pekín olímpico. El desea que haya Juegos Olímpicos y que cese la violencia.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: