La antorcha tibetana de la libertad compite con la “llama de la vergüenza”

La antorcha tibetana de la libertad compite con la “llama de la vergüenza”

Los militantes pro Tíbet proponen un recorrido alternativo para llamar la atención de la opinión pública sobre las violaciones de los derechos humanos en la región china

  • Mathieu de Taillac

Cientos de personas recibieron en París la Antorcha Tibetana de la Libertad.

EFE

“La nuestra llegó con el Eurostar, como estaba previsto”. Marielle Roux, la presidenta de la asociación France-Tibet, procura que su antorcha casera se parezca al máximo a la antorcha olímpica, que ella prefiere calificar de “llama de la vergüenza”. Siguiendo de cerca el humo oficial, los promovedores de la Antorcha Tibetana de la Libertad pretenden aprovechar el tirón mediático de Pekín 2008 para arrojar luz sobre la situación de los derechos humanos en el Tíbet.

En el viaje de Londres a París, ambos fuegos tenían que viajar en tren, vía el túnel bajo el canal de la Mancha. Pero en el útimo momento, los organizadores de los Juegos Olímpicos decidieron coger el avión y huir de los manifestantes pro Tíbet, aunque en la capital francesa no pudieron librarse de ellos.

Dos itinerarios paralelos

Los pro tibetanos no respetan exactamente el recorrido de sus competidores: su relevo tiene muchas más etapas en los países occidentales (más de 30), y muchas menos en los países del Sur económico (México, Uruguay, y la India). De hecho, se apoyan en sus peculiares comités olímpicos nacionales: la red de asociaciones locales de ayuda al Tíbet, que suelen integrar a miembros de la diáspora.

Ambos proyectos sí coinciden en al menos cuatro ciudades: Londres, París, San Francisco y Canberra. En las dos primeras, los pro tibetanos consiguieron que se hablara más de sus manifestaciones que de los atletas, y San Francisco ha tenido que adaptar su dispositivo al boicot.

Los atletas alternativos también encendieron la llama en Olimpia, la cuna de los Juegos; pero ellos eligieron la fecha del 10 de marzo, el aniversario de la invasión del Tíbet por parte del Ejército chino. Acabarán su gira en el Tíbet el 7 de agosto, el día de la llegada a Pekín de la llama oficial.

Libertad y justicia

Frente al Citius, Altius, Fortius, los activistas tienen sus propios valores: “La Antorcha Tibetana de la Libertad simboliza las esperanza y la aspiración de los tibetanos de conseguir la libertad y la justicia y el compromiso de personas a través de todo el mundo de ayudarles a alcanzar este sueño”.

Cada grupo adapta el discurso a su situación nacional. France-Tibet dice que “para hacer oír la voz del Tíbet, no se puede contar con el Gobierno” y arremete contra el ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, que hace 20 años defendía junto a François Mitterrand los derechos tibetanos y ahora subraya que la política exterior no puede “resumirse a una actitud estricta de seguimiento de los derechos humanos”.

En París, los pro tibetanos consiguieron este lunes un éxito que les superó. Frente a la Torre Eiffel, Roux se enteró en su conversación telefónica con ADN.es de que la llama del equipo adverso se había apagado. “Nosotros no hemos sido”, se defiende, aunque añade: “Eso sí: se lo han buscado”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: