Olimpiadas Pekín (Tibet) 2008

Olimpiadas Pekín (Tibet) 2008

 

Elías Said.- Desde 1896, fecha en que dieron comienzo las Olimpiadas de la era moderna en Atenas, gracias al barón Pierre de Coubertín, los valores de respeto, paz, convivencia y tolerancia, a través de la sana competencia, han sido pilares que, cada cierto tiempo, se han tambaleado en función de los contextos geopolíticos imperantes en el país sede de esta magna cita.

Han transcurrido más de 20 años desde los últimos juegos con riesgo de boicot, como resultado del empleo del uso de este espacio de sana deportividad como vitrina de diversas injusticias. Este verano seguramente nos tocará ver un nuevo capítulo de olimpiadas politizadas y, la verdad es que, por mi parte, creo que, salvando los anteriores ejemplos de Munich (1976), Moscú (1980) y Los Ángeles (1984) en plena Guerra Fría, no hacer uso de este escenario para recordar al mundo la situación del Tibet, el olvido de la Comunidad Internacional y el exilio forzado del Dalai Lama de su tierra tras la invasión China (1950), resultaría incomprensible; fundamentalmente por ser esta lucha la mejor escenificación de David y Goliat.

Seguir leyendo aquí.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: