La verdadera gente china en el desastre

La verdadera gente china en el desastre

Relato de primera mano del terremoto en Sichuan

Por Gao Ling – La Gran Época
23.05.2008 13:08


<!–
function digg(){
window.open(“http://digg.com/submit?phase=2&amp;url=&#8221; + location.href);
}

function technorati(){
window.open(“http://technorati.com/faves?add=&#8221; + location.href);
}

function meneame(){
window.open(“http://meneame.net/submit.php?url=&#8221; + location.href);
}

function delicious(){
window.open( “http://del.icio.us/post?url=&#8221; + location.href);
}

function newsvine(){
window.open( “http://www.newsvine.com/_tools/seed&amp;save?u= ” + location.href);
}
function yahoo(){
window.open( “http://myweb2.search.yahoo.com/myresults/bookmarklet?u=&#8221; + location.href);
}
function google(){
window.open( “http://www.google.com/bookmarks/mark?op=edit&amp;bkmk=&#8221; + location.href);
}

//–>

Residentes de la ciudad de Chengdu en la Provincia de Sichuan duermen en las calles por miedo a nuevas réplicas. (China Photos/Getty Images)

Cuando el terremoto golpeó, estábamos en el trabajo en el segundo piso de un edificio en el Parque Chengdu Hi-Tech Incubation. El edificio de repente empezó a agitarse más y más violentamente. Al principio, la mayoría de la gente no pudo comprender lo que estaba ocurriendo. Todos permanecieron de pie y se miraron unos a otros. Uno de los compañeros bromeó, “Es un terremoto, corran rápidamente”. La gente empezó a reaccionar y a correr. Cuando alcanzamos la escalera, una de las compañeras paró, yo la empujé para que corriera rápidamente, pero ella seguía mirando para atrás y esperando. Después supe que ella estaba esperando a su novio, quien es también un compañero nuestro. En ese momento de caos, entre la vida y la muerte, era inexpresablemente conmovedor.

Había mucha gente, empezando desde el quinto piso, todo el mundo estaba corriendo escaleras abajo. En la salida, un oficial de seguridad estaba manteniendo el orden, pidiendo a la gente que no cundiera el pánico y que nos juntáramos en el espacio vació en el medio de los edificios. En ese momento, el terremoto era todavía bastante fuerte, uno podía apenas caminar establemente. Las piezas de acero entre las altas columnas de los edificios estaban golpeando una con otra como si fueran cuerdas para saltar, haciendo ruidos. Yo estaba aturdido, la gente en todos los sitios trataba de hacer llamadas telefónicas, pero no se podía establecer conexión. Yo me di la vuelta para mirar a la salida, el oficial de seguridad estaba todavía manteniendo el orden, pidiendo a la gente ir al área del medio, no demasiado cerca del edificio.

Seguir leyendo aquí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: