Una legión de espías de la Junta Militar vigila el reparto de la ayuda en Myanmar

Una legión de espías de la Junta Militar vigila el reparto de la ayuda en Myanmar

JUAN CAMPOS (EFE)

KALA YWA (MYANMAR).- Los espías se han convertido en el principal instrumento de la Junta Militar de Myanmar (antes Birmania) para controlar la distribución de la ayuda humanitaria internacional para las víctimas del ciclón ‘Nargis’.

Junto a cada una de las pequeñas aldeas situadas al borde de la única carretera que surca el delta del río Irrawaddy, la región más afectada por la catástrofe, los chivatos del régimen se encargan de que nadie, y sobre todo ningún extranjero, vea cómo se reparte el material de emergencia.

Por si no fueran suficientes, en los numerosos puestos de control militares a la entrada de cada pueblo o aldea, por diminuto y remoto que sea, se colocan uno o varios agentes de paisano que fingen estar descansando o que juegan a las cartas bajo un chamizo.

Sin embargo, no pierden detalle de cada persona que cruza por allí y dejan a la vista su radioteléfono, con el que alertan a los militares de cualquier conducta sospechosa. A su lado, una familia desplazada por la catástrofe escarba entre la basura buscando, pero ellos no son los que les preocupan.

Seguir leyendo aquí.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: