Crímenes sin nombre

Sinarquía china

Crímenes sin nombre

 
 
 
El Partido/Estado comunista chino, propiedad de una sinarquía que en este caso está compuesta por la élite del Partido, ha transformado a China en el más gigantesco GULAG de la historia.
Por naturaleza toda sinarquía es totalitaria y el Estado es su creación e instrumento de dominación y expoliación.
 
       
 
 
 
Por Diana Duque Gómez
 

La sinarquía es el grupo de personas dueñas del capital financiero, de las corporaciones, de los monopolios, de los grandes negocios y del Estado, que deciden los asuntos políticos y económicos de un país a través de ese Estado. Por naturaleza toda sinarquía es totalitaria y el Estado es su creación e instrumento de dominación y expoliación. Así, el Estado sinárquico cabalga sobre la humanidad. La consecuencia de lo anterior es la destrucción, abierta o velada, del valor supremo del ser humano: la libertad individual.

El Partido/Estado comunista chino, propiedad de una sinarquía que en este caso está compuesta por la élite del Partido, ha transformado a China en el más gigantesco GULAG de la historia. La ideología totalitaria de tipo estalinista que se impone como pensamiento único a toda la nación ha servido para crear una economía esclavista capitalista muy productiva para los intereses expansionistas de la sinarquía china, lo que ha convertido no a la nación sino a esa sinarquía en una potencia económica. Así, por no existir libertad individual ni libertad económica, en China no hay un mercado laboral y, por tanto, el trabajador, calificado o no, sólo recibe en pago el derecho a sobrevivir en las condiciones mínimas suficientes para mantener su capacidad de trabajo, lo que ha hecho que los costos de producción en China por concepto de mano de obra sean los más baratos del mundo y ante los cuales muy pocos países pueden competir. De este sistema económico esclavista sólo escapan los miembros del Partido que pueden acceder a una mejor calidad de vida a cambio de una complicidad incondicional. Se calcula que el número de miembros o militantes del Partido es de aproximadamente cincuenta millones en una nación que cuenta con más de mil trescientos millones de habitantes. Por eso cualquier pensamiento o actividad independientes, así sean los más inofensivos, que se salgan de lo establecido por la cultura totalitaria son considerados una gran amenaza contra el poder y los privilegios del Partido/Estado y en consecuencia deben ser perseguidos y exterminados. 

Seguir leyendo aquí.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: