La atípica libertad religiosa en China

La atípica libertad religiosa en China

8:52 | Para asegurarse de que cada una de las cuatro religiones reconocidas actúe según los parámetros gubernamentales, se han establecido cuatro asociaciones patrióticas

Por Patricia Castro y Silvia Mendoza

BEIJING / LIMA. Ser el centro de la atención pública mundial por alojar los Juegos Olímpicos de este año no ha hecho retroceder a China respecto a las restricciones legales que impone a la práctica religiosa. Si bien la autorización para distribuir la Biblia y otros materiales religiosos durante los Juegos demuestra progresos en los contactos extraoficiales entre el Gobierno Chino y las iglesias Católica y Protestante, es el propio Estado el que ha asumido esta labor para cerciorarse de que no haya interferencia en su política religiosa.

Según las reglas del país, los extranjeros no pueden establecer organizaciones religiosas ni llevar a cabo actividades relacionadas con el proselitismo religioso sin permiso de las autoridades. La advertencia está especialmente dirigida a los grupos de misioneros cristianos que han planeado enviar a voluntarios evangelistas a China aprovechando el certamen deportivo.

El respeto a la libertad religiosa es uno de los puntos más controversiales del Gobierno Chino, así lo advierten varias organizaciones defensoras de los derechos humanos y el Departamento de Estado de Estados Unidos en su informe 2007. China sigue siendo un “país de particular preocupación por las severas violaciones de la libertad religiosa”, consigna el documento. Pese a ello, esas organizaciones también coinciden en afirmar que los cultos religiosos siguen creciendo en ese país.

Debido a la coyuntura política, de las cuatro religiones permitidas en China –el cristianismo (catolicismo y protestantismo), el islam, el budismo y el taoísmo–, el budismo, mayoritariamente practicado en la Región Autónoma del Tíbet, es la más controlada. El Estado también ejerce una férrea vigilancia sobre la etnia uygur que profesa el islam en la provincia de Xinjiang. Según las autoridades, en ambos grupos religiosos se han infiltrado algunos malos elementos separatistas que se escudan en su fe.

Seguir leyendo aquí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: