La última postura de la humanidad

La última postura de la humanidad

Ningún gobierno ha denunciado formalmente las violaciones de derechos humanos a gran escala del régimen chino. Por el contrario, los países occidentales aceptaron sus favores económicos cayendo cómplices en la guerra mundial del PCCh contra la conciencia humana

Por Shizhong Chen
 

 

Por codicia el mundo libre ha permanecido a un lado, observando, o aun mirando para otro lado la brutalidad del régimen chino. Por ser uno de los 100 millones de practicantes de Falun Gong, el Sr. Wu Yueqing, de unos 30 años, de la ciudad de Shuangyashan, provincia de Heilongjiang, fue arrestado, sentenciado y torturado en múltiples ocasiones. El 23 de diciembre de 2007 murió dejando huérfano a su hijo de 13 años de edad, ya que la madre del chico murió también. Foto tomada dos semanas antes de su muerte.

Si el bien y el mal pueden confundirse, ¿para qué tener bien y mal? Si el bien puede someterse al mal, ¿en qué se basarán los valores y principios?

La conciencia, el conocimiento innato de la bondad, es la misma esencia de la humanidad. Todo lo demás, incluso nuestros “derechos inalienables” pueden ser quitados a la fuerza. La alteración de nuestra conciencia, por pequeña que sea, debe ser consentida por dentro. La conciencia, por lo tanto, define a la naturaleza humana, y el derecho a la conciencia es el derecho más fundamental del ser humano. Ningún crimen, por lo tanto, es peor que el crimen contra la conciencia.

Mientras una lucha épica se desarrolla en China en lo que respecta a la defensa de los valores, la tradición, la libertad de pensamiento, expresión y disenso, y demás derechos humanos básicos sometidos por la dictadura del Partido Comunista Chino, el mundo libre ha permanecido a un lado, observando, o aun mirando para otro lado. Ningún gobierno ha denunciado formalmente las violaciones de derechos humanos a gran escala. Por el contrario, en los últimos años, los países occidentales han aceptado favores económicos del régimen chino, y a cambio lo han aprobado tácitamente al otorgarle a China las Olimpiadas 2008 y una membresía para la OMC. Las únicas veces en que el régimen chino recibió una presión internacional real fueron cuando los conflictos económicos se incrementaron o cuando una situación en China, como la epidemia del SRAS, amenazó al mundo entero.

La “conveniente” política de compromiso de los gobiernos occidentales abrió una compuerta hacia China para que las corporaciones multinacionales operen de manera irresponsable, deshonesta e ilegal en sus propios países. Estas compañías multinacionales se han rebajado al punto de convertirse en parte de la corrupción moral en China.

Aun peor, algunas de ellas también ayudan o toman parte en los abusos de derechos humanos del PCCh. Los ejemplos de Cisco, Yahoo, Microsoft, Google y Motorola, colaborando con el régimen chino para limitar la libertad de Internet son ampliamente conocidos. Volkswagen y Mary Kay incluso obligaron a sus empleados chinos a firmar una promesa de no participar ni apoyar las actividades de Falun Gong; sólo por dar algunos ejemplos.

Las inyecciones financieras y tecnológicas de Occidente no solo están fortaleciendo la capacidad del PCCh de controlar China, sino también están permitiendo la inversión y el apoyo del PCCh a otros violadores de derechos humanos.

Políticamente, el régimen chino ha protegido a aquellos regímenes opresivos en Naciones Unidas y otros foros internacionales, y ha impedido los esfuerzos internacionales de elevar sanciones contra esos regímenes. Financieramente, el régimen chino apoya a regímenes con los que Occidente tiene prohibido a sus compañías hacer negocios. Tecnológicamente, el régimen chino ayudó a esos regímenes a controlar las comunicaciones e Internet. Los regímenes apoyados por el régimen chino, a cambio, permiten al PCCh acceder a los recursos naturales de esos países y protegen al régimen chino en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Muchos notaron la colaboración del régimen chino con esos regímenes opresivos. Reporteros Sin Fronteras criticó al régimen chino por “exportar su experiencia represora”. Amnistía Internacional denominó a China “el exportador más irresponsable del mundo, ya que las armas de China han sustentado conflictos y abusos de derechos humanos”. El PCCh se ha convertido en el nuevo instigador anti-humanidad.

Tener un instigador anti-natural no es nuevo. Lo vimos en la Alemania nazi, y lo vimos en la ex URSS. Las armas que estos instigadores utilizaron para amenazar a la humanidad eran diferentes. Hitler y Stalin utilizaron armas de destrucción física para conquistar y saquear al mundo. El PCCh comparte la misma raíz violenta con los comunistas soviéticos, y nunca dudó en usar la fuerza contra el pueblo chino. En el escenario mundial, sin embargo, no solo no amenaza tomar; sino que promete dar. Lo único que el PCCh quiere a cambio es la conciencia de la gente, que desvíen la mirada de las maldades del PCCh. Eso, así como resulta, es mucho más difícil de rechazar. Roosevelt se atrevió a llamar “eje de poder” a los nazis; Reagan se atrevió a llamar “imperio del mal” a la URSS; pero ahora, solo los regímenes pequeños –Irán, Irak y Corea del Norte– han sido llamados “eje del mal”. ¿Por qué? ¿Tiene el PCCh un arma más atemorizante que los tanques de Hitler o las bombas nucleares de Stalin? Desafortunadamente, sí.

El arma que el PCCh utiliza es la codicia humana, el deseo insaciable de tener más. Sin importar qué tan avanzado sistema de defensa pueda desarrollar la humanidad, mientras la conciencia humana no renazca, no habrá defensa alguna en el ataque a la codicia humana y la guerra mundial del PCCh contra la conciencia humana.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: