EVITANDO GUERRAS POR EL AGUA EN ASIA

EVITANDO GUERRAS POR EL AGUA EN ASIA 

 

Por Brahma Chellaney
The 
Japan Times 
Jueves 2 de octubre de 2008 

 

Como el más apremiante recurso, el agua lleva la clave estratégica para la paz, la salud pública y la prosperidad. Las batallas de ayer fueron libradas por la tierra. Las de hoy por la energía. Pero las batallas de mañana serán por el agua. Y en ningún lugar esta perspectiva se ve más real que en Asia. 

 

Según un informe de la ONU de 2006, Asia tiene menos agua dulce que ningún otro continente, excepto la Antártica. En virtud de ello, el agua está emergiendo como un desafío clave para la paz y la estabilidad de Asia a largo plazo.  

 

Aunque el agua cubre las dos terceras partes de la Tierra, la mayoría de ella es muy salada para el uso. Escasamente el 2.5% del agua del mundo es potencialmente potable, pero los dos tercios de ella están encerrados en las capas de hielos polares y en los glaciares. Por lo tanto, menos del 1% del total del agua del globo es apta para el consumo de humanos y otras especies.  

 

Estas reservas de agua dulce están concentradas en las nieves de las montañas, lagos, acuíferos y ríos. Ya, 1.5 billón de personas no tienen fácil acceso al agua potable y 2.5 billones de personas no tienen servicios de saneamiento de agua. 

 

En Asia, la deforestación, la pobre administración de las cuencas fluviales, el riego no sustentable, el uso excesivo de las aguas subterráneas y la contaminación de los cursos de agua en conjunto han ayudado al agravamiento de los problemas del agua. La sobre explotación del agua subterránea ha provocado la caída del nivel freático en varias partes de Asia. 

 

El agotamiento de las aguas subterráneas puede secar los humedales y lagos que dependen de tales fuentes. El agua salada del mar puede fluir para reemplazar el agua dulce como está sucediendo en algunas áreas costeras de Asia. En el delta del Ganges, se han explotado pozos en depósitos de arsénico que están en la naturaleza, llevando a decenas de millones de personas en el este de India y Bangla Desh a estar expuestos a altos niveles de arsénico en el agua corriente y en productos agrícolas básicos como el arroz. 

 

En efecto, el acceso al agua ilustra la división de hoy en día entre los ricos y los pobres en Asia. Mientras los pobres luchan por obtener un acceso básico al agua para su consumo diario y para las tareas de la casa; los ricos cada vez más cuentan con agua potable embotellada. 

 

La calidad y cantidad disponible de agua dulce en efecto se está transformando en un componente crítico de los desafíos relativos a la seguridad en Asia. Cada vez más, las represas construidas en los ríos transnacionales están acelerando las fricciones entre los Estados. Si se van a evitar las guerras en el futuro sobre estos y otros proyectos de ingeniería, las normas y reglas internacionales tendrán que ser evolucionadas.  

 

Con los gastos militares del mundo creciendo rápidamente, los lugares más calientes y peligrosos y la feroz competencia por los recursos, Asia aparece como el más grande punto de inflamación para las guerras por el agua – una preocupación subrayada por los intentos de algunos Estados de explotar sus posiciones ribereñas o predominio. El predominio ribereño es insensible a los principios legales internacionales y puede crear una situación donde las cuotas de agua a repartir entre los Estados co-ribereños se conviertan en una función de orden político.  

 

Los diques río arriba, las presas, los canales y los sistemas de irrigación pueden convertir el agua en un arma política – un arma que puede ser usada abiertamente en una Guerra o sutilmente en tiempo de paz para señalar la insatisfacción con un Estado co-ribereño. Incluso la negación de datos en una temporada críticamente importante puede sumar al uso del agua como una herramienta política. Tal apalancamiento podría llevar rápidamente a un Estado de aguas abajo a concentrar su capacidad militar para hacer de contrapeso a la desventaja ribereña. 

 

Excepto en Japón, Malasia y Burma, los Estados de Asia ya enfrentan escasez de agua. El mismo futuro de algunos Estados al nivel del mar como Bangla Desh y las Maldivas está en juego debido a la rampante incursión de agua salada, frecuentes inundaciones relacionadas con tormentas y el cambio climático debido al ascenso del nivel de los océanos. Bangla Desh hoy tiene demasiada agua, aunque no lo suficiente para satisfacer sus necesidades. Nacida en la sangre en 1971, la séptima nación más poblada del mundo se enfrenta al fantasma de una tumba marina.  

 

China e India ya son economías estresadas por el agua. La extensión de la agricultura de regadío y las industrias con uso intensivo de agua y el crecimiento de la clase media están atrayendo la atención a esta seria lucha por más agua. Los dos gigantes han entrado en una era de perenne escasez de agua, que en poco tiempo es probable que sea análoga,  en términos de disponibilidad per capita, a la escasez en el Medio Oriente.  

 

El rápido crecimiento económico puede volverse más lento frente a la aguda escasez de agua si sus demandas por agua continúan creciendo al presente paso frenético. La escasez de agua en efecto amenaza con convertir a China e India de exportadores de comida en mayores importadores, un desarrollo que acentuaría seriamente la crisis mundial de comida. 

 

Aún cuando la tierra arable de India es mayor a la de China -160.5 millones contra 137.1 millones de hectáreas comparadas-, la fuente de todos los ríos más grandes de India, excepto el Ganges, es la meseta tibetana tomada por China. Esta es la meseta más grande del mundo, cuyos vastos glaciares, enormes manantiales subterráneos y una gran altitud la han dotado con el más grande sistema de ríos. 

 

Casi todos los grandes ríos de Asia se originan allí. La condición de Tíbet entonces es única. Ninguna otra área en el mundo es un repositorio de agua de tal medida, sirviendo al continente entero. 

 

A través de su control sobre Tíbet, China controla la viabilidad ecológica de varios de los más grandes sistemas de ríos unidos al sur y sureste asiático. Pero hoy, China está jugando con una masiva transferencia de agua entre cuencas y entre ríos, proyectos que comienzan en la meseta tibetana.

 

Su “Gran Proyecto de Transferencia de Agua Sur-Norte” en curso, es un ambicioso intento de ingeniería para llevar agua a través de canales hechos por el hombre al semi-árido norte. La desviación de las aguas de la meseta tibetana en la tercera etapa de este proyecto es una idea entusiastamente respaldada por el Presidente Hu Jintao, un hidrólogo que debe su rápido crecimiento en la jerarquía del Partido Comunista, a la brutal ley marcial y represión que llevó a cabo en Tíbet en 1989.  

 

En las escuetas palabras del Primer Ministro Wen Jiabao, la escasez de agua “amenaza la supervivencia misma de la nación China”. Pero en la búsqueda de dirigir este desafío, los gigantescos proyectos de China amenazan dañar el delicado ecosistema tibetano. Ellos también llevan semillas de conflicto inter-ribereño. La política del agua en la cuenca del río Mekong, por ejemplo, sólo puede convertirse en algo peor, mientras China ignorando las preocupaciones de los Estados bajos, completa más diques río arriba.  

 

Mientras hace intentos poco entusiastas para detener los miedos de India sobre la desviación del río Bramaputra hacia el norte, Beijing ha identificado la curva donde el Bramaputra forma el cañón más largo y profundo del mundo, justo antes de entrar a India, mientras conserva las más grandes reservas inexploradas del mundo para satisfacer las necesidades de agua y energía de China. 

 

Un conflicto China-India sobre el reparto de las aguas del Bramaputra se iniciaría apenas China comience a construir la más grande planta de energía hidráulica del mundo sobre la Gran Curva del río.  

 

Asia continuará teniendo el mayor número de personas sin acceso básico o adecuado al agua. Esta tensión sobre el agua frente a la mayor demanda y a la pobre administración del agua agudizará la competencia entre las áreas urbanas y rurales, entre las provincias vecinas y entre las naciones. Al acelerarse el calentamiento global, las disputas locales, nacionales e interestatales sobre el agua se volverán cada vez más comunes en Asia, haciendo los mecanismos de cooperación institucional sobre los recursos de agua esenciales dentro y entre los Estados.  

 

Claramente, la manera de prevenir o administrar las disputas por el agua en Asia es elaborar acuerdos cooperativos de las cuencas de los ríos que involucren a los vecinos ribereños. Tales acuerdos institucionales deben centrarse en la transparencia, el compartir la información, el control de la polución y la promesa de no redireccionar la corriente natural de los ríos transfronterizos o emprender proyectos que puedan disminuir el flujo del agua en la frontera. El éxito de los acuerdos de cuencas interestatales (como los de los ríos Indo, Nilo y Senegal) está fundado en tales principios.   

 

En ausencia de cooperación institucional sobre los recursos compartidos, la paz sería la víctima en Asia si el agua se convirtiera en el nuevo escenario de batalla. En las ominosas palabras de Wang Shucheng, el ex ministro de recursos de agua de China: “Luchar por cada gota de agua o morir, ese es el desafío que enfrenta China”.  

 

Brahma Chellaney es profesor de estudios estratégicos en el Centro para Políticas de Investigación, de Nueva Delhi, de financiación privada.                                                    
 
 

——————————————————-
Oficial de Enlace para America Latina 
OFICINA DEL TIBET 
241 East 32nd Street 
New York, NY 10016 

Por más información sobre Tíbet en español, por favor visite nuestro sitio web www.tibetoffice.org/sp o subscríbase a nuestro boletín “Noticias del Tíbet”, escribiendo a la dirección indicada más arriba.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: