MENSAJE ESPECIAL DE SU SANTIDAD EL DALAI LAMA A LOS TIBETANOS DENTRO Y FUERA DE TÍBET

MENSAJE ESPECIAL DE SU SANTIDAD EL DALAI LAMA A LOS TIBETANOS DENTRO Y FUERA DE TÍBET

 

Hago llegar mis saludos a todos los tibetanos, dentro y fuera de Tíbet.  Hay varios puntos importantes que quisiera transmitirles.

 

Desde muy joven me di cuenta de que la transformación de nuestro ejercicio de gobierno hacia un sistema democrático era de máxima importancia para el interés inmediato y a largo plazo de Tíbet.  Por lo tanto, tras asumir la responsabilidad como líder espiritual y político de Tíbet, trabajé arduamente para establecer dicho sistema democrático en Tíbet. Infortunadamente, no pudimos lograrlo bajo la dura represión de la República Popular China.  Sin embargo, de inmediato tras llegar al exilio, se introdujeron reformas sensatas en la estructura de nuestro gobierno y se constituyó un parlamento nuevo.  A pesar de estar en el exilio, el proceso de democratización de la comunidad tibetana ha prosperado.  Hoy, la comunidad tibetana en exilio se ha transformado por completo en una democracia moderna en el verdadero sentido de la palabra, contando con una administración con su propia carta constitucional y un liderazgo elegido por voto popular.  En este momento, podemos sentirnos orgullosos de que el pueblo tibetano en sí está preparado y es capaz de asumir la responsabilidad de Tíbet.

 

La razón por la que persistí en alentar el establecimiento de un sistema democrático se basa por completo en la necesidad de asegurar para Tíbet un futuro sistema de gobierno sólido y sustentable.  Esto no es porque yo esté renuente o quiera eludir mi responsabilidad.  Es extremadamente importante que seamos parte de la historia y nuestra experiencia pasada, como también que aprendamos de la actual situación mundial para mantener nuestra lucha.  Todos los tibetanos deben mantener y fortalecer la institución de la Administración Tibetana Central de manera que seamos capaces de preservar la herencia cultural tibetana en exilio hasta que el tema de Tíbet se resuelva.

 

Desde que llegamos al exilio, hemos ejercido las funciones esenciales de un sistema democrático al invitar a nuestra gente a expresar su opinión sobre decisiones políticas importantes con respecto al futuro de Tíbet.  Además, a principios de los años 70 se formuló el Enfoque de la Vía Media que es actual, de beneficio mutuo  y resultante de gran deliberación y discusión con los líderes que representaban al pueblo tibetano, como por ejemplo, el Presidente de la Cámara.  Además, yo declaré específicamente en la Propuesta de Estrasburgo que el pueblo tibetano será quien tome la decisión final.

 

Tras la ruptura del contacto con la RPC en 1993, realizamos una encuesta de opinión pública de los tibetanos en exilio y recolectamos todas las sugerencias posibles desde Tíbet sobre el referendo propuesto, mediante el cual el pueblo tibetano determinaría el curso futuro de nuestra lucha por la libertad a completa satisfacción.  En base al resultado de esta encuesta y las sugerencias desde Tíbet, nuestro Parlamento en exilio, aprobó una resolución otorgándome el poder para continuar usando mi discreción en el asunto sin requerimiento de un referendo.  Por lo tanto, hasta ahora hemos seguido el Enfoque de la Vía del Medio y se han realizado ocho rondas de conversaciones desde que se restauró el contacto con la RPC en 2002.  A pesar de que este enfoque capta amplio reconocimiento por parte de la comunidad internacional, como también el apoyo de muchos intelectuales chinos, no han habido señales positivas o cambios en Tíbet. En realidad, las políticas de la RPC sobre Tíbet y los tibetanos han permanecido intactas.

 

Tras la sexta ronda de conversaciones en 2007 con los oficiales de la RPC, no hubo planes de realizar más encuentros a futuro inmediato.  Pero, dada la urgencia de la situación en Tíbet tras los eventos en marzo de este año, sostuvimos conversaciones informales a comienzos de mayo, seguidas de las rondas séptima y octava en julio e inicios de noviembre a modo de no dejar ninguna piedra por mover.  No obstante, no hubo progreso alguno.

 

En marzo de este año, los tibetanos de todo Tíbet conocido como Choka-Sum (U-Tsang, Kham y Amdo), independientemente de jóvenes o mayores, hombres o mujeres, monásticos o laicos, creyentes o no creyentes, incluyendo a los estudiantes, arriesgaron sus vidas al expresar valientemente su insatisfacción de mucho tiempo con las políticas de la RPC de manera pacífica y legal.  En ese momento yo me sentía esperanzado de que el gobierno de la RPCencontraría una solución en base a la realidad en terreno.  Sin embargo, contrariamente, el gobierno chino ha ignorado y rechazado por completo los sentimientos y aspiraciones de los tibetanos, aplastándolos brutalmente, acusándolos como excusa de ‘separatistas’ y ‘reaccionarios’.  Durante ese período de prueba, a raíz de una profunda preocupación y sentido de responsabilidad, ejercí toda influencia que tengo con la comunidad internacional y con China, incluyendo el haber escrito personalmente al Presidente Hu Jintao.  Pero mis esfuerzos no cambiaron nada.

 

Ya que todos estaban ocupados con los Juegos Olímpicos de Beijing, no pareció apropiado consultar al público general en ese momento.  Ahora, dado que el tiempo es más adecuado, de acuerdo con la cláusula 59 de la Carta Constitucional de los tibetanos en exilio, el 11 de septiembre solicité a nuestro liderazgo electo el llamar a una Reunión Especial en breve. Yo espero que los participantes sean capaces de compilar las opiniones de sus comunidades respectivas y puedan presentarlas en esta ocasión.

 

Tomando en consideración el coraje inspirador mostrado por las personas en todo Tíbet este año, la actual situación mundial y la presente postura intransigente del gobierno de la RPC, todos los participantes, como ciudadanos tibetanos deben discutir en un espíritu de igualdad, cooperación y responsabilidad colectiva el mejor curso de acción posible a futuro para avanzar con la causa tibetana.  Este encuentro debe llevarse a cabo en una atmósfera de apertura, dejando de lado el debate partidario.  Más bien, debe enfocarse en las aspiraciones y puntos de vista del pueblo tibetano.  Solicito a toda persona involucrada que trabaje en conjunto para contribuir lo mejor que pueda.

 

Esta Reunión Especial ha sido convocada con el propósito expreso de proporcionar un foro para comprender las verdaderas opiniones y puntos de vista del pueblo tibetano mediante discusiones libres y francas.  A todos les debe quedar claro que este encuentro especial no tiene ninguna agenda en busca de un resultado predeterminado en particular.

 

 

 

El Dalai Lama

 

Dharamsala, India

14 de noviembre de 2008

——————————————————-
 
Tsewang Phuntso
Oficial de Enlace para America Latina 
OFICINA DEL TIBET 
241 East 32nd Street 
New York, NY 10016 

Por más información sobre Tíbet en español, por favor visite nuestro sitio web www.tibetoffice.org/sp o subscríbase a nuestro boletín “Noticias del Tíbet”, escribiendo a la dirección indicada más arriba.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: