Los derechos humanos, clave en las relaciones entre China y la Unión Europea

China es ya la cuarta potencia económica mundial y un socio comercial clave para la UE; sin embargo, en el ámbito de los derechos humanos no cumple con las expectativas europeas. Tras el encuentro de varios líderes comunitarios con el Dalai Lama y la concesión del premio Sájarov a al disidente chino Hu Jia, China ha mostrado abiertamente su desacuerdo. ¿Puede Europa aparcar su compromiso con la defensa de los derechos fundamentales a favor de sus intereses comerciales en el país asiático?

Entre 2003 y 2007, el intercambio comercial entre Europa y China se ha multiplicado por dos. Sin embargo, se trata de una relación comercial muy desequilibrada que ha supuesto un déficit de unos 160.000 millones de euros para la Unión Europea, a los que hay que sumar obstáculos comerciales que provocan unas pérdidas de alrededor de 21.000 euros anuales.
 
Por otro lado, aunque China ha experimentado un fuerte crecimiento económico e industrial, sigue sin resolver las desigualdades sociales y regionales. Además, el gigante asiático ha aumentado su demanda energética, lo que ha repercutido en el ámbito medioambiental, convirtiéndose en uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero.
 
Socios comerciales
 
La semana que viene, el pleno del Parlamento Europeo debatirá y someterá a votación un informe del eurodiputado italiano del grupo liberal europeo Gianluca Susta en el que se pide a la Comisión Europea y a las autoridades chinas que presenten en un plazo lo más breve posible un plan de acción para combatir la falsificación de productos. Según el texto, el sesenta por ciento de las mercancías falsificadas detectadas en las aduanas europeas se fabrican en China.
 
Para el eurodiputado liberal belga Dirk Stercks, que encabeza la delegación de la Eurocámara para las relaciones con la República Popular China, aunque “Europa y China no tienen otra elección que la de continuar siendo socios comerciales”, puesto que “una gran parte de la economía mundial depende” de esta relación, “debemos ser intransigentes en el ámbito de los derechos humanos”.
 
Derechos humanos
 
China ha mostrado abiertamente su oposición a recientes actividades de la Unión Europea como el encuentro entre los líderes comunitarios y el Dalai Lama o la concesión del premio Sájarov al disidente chino Hu Jia, que será entregado el próximo 17 de diciembre en Estrasburgo. Es más, debido a la visita del líder tibetano a la Eurocámara y su posterior encuentro con el Presidente francés Nicolas Sarkozy, China suspendió la Cumbre euroasiática prevista para el pasado 1 de diciembre en Lyon, como muestra su desacuerdo con estas acciones con las que la Unión Europea reconoce la diversidad cultural y la libertad de pensamiento.
 
En este contexto, la eurodiputada holandesa del Partido Popular Europeo Corien Wortmann-Kool afirma en un informe sobre el comercio y las relaciones económicas entre la Unión Europea y China que “el desarrollo de las relaciones comerciales con China debe ir de la mano con el desarrollo de un diálogo político auténtico, fructífero y efectivo que abarque una amplia variedad de temas”. “Los derechos humanos deberían ser parte esencial e integrante de la relaciones entre la UE y China”, agrega el informe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: