UE y China acuerdan realizar cumbre tras disputa sobre Tíbet

UE y China acuerdan realizar cumbre tras disputa sobre Tíbet

30 de Enero de 2009, 11:11am ET
BRUSELAS (AP) – La Unión Europea y China acordaron el viernes realizar una cumbre, luego de aparentemente resolver una enconada disputa diplomática sobre una visita a Europa del Dalai Lama.

El presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso dijo que él y el primer ministro chino Wen Jiabao acordaron que ambas partes necesitaban lazos más firmes para lidiar con la crisis financiera global y los cambios climáticos.

“Ninguno de esos problemas será resuelto sin una fuerte cooperación entre China y la Unión Europea”, dijo Barroso a reporteros luego de conversaciones con Wen en la sede de la UE.

China canceló una cumbre en diciembre entre las dos partes para protestar contra conversaciones entre el presidente francés Nicolas Sarkozy y el líder espiritual tibetano, a quien Beijing acusa de apoyar la causa de la separación del Tíbet.

La cumbre cancelada preveía abordar la baja en el comercio global y la crisis económica, entre otros asuntos. Francia ocupaba entonces la presidencia rotativa de la UE y por ello iba a ser anfitriona de la cumbre.

Wen indicó que la disputa diplomática había concluido. “Hemos aumentado nuestra confianza mutua y eso ha desempeñado un papel grande en el estímulo de las relaciones China-UE”, dijo Wen, quien encabezó una amplia delegación ministerial.

Barroso dijo que las conversaciones del viernes reflejaron “el tipo de atmósfera que solamente existe entre socios que desean reforzar su cooperación”.

Las conversaciones fueron las primeras de alto nivel entre funcionarios chinos y europeos desde que Beijing canceló la cumbre de diciembre.

El Dalai Lama ha sido un símbolo para muchos tibetanos que continúan haciendo campaña por la independencia del Tibet luego que una rebelión fuese aplastada por China hace 50 años. China dice que el Tíbet siempre ha sido parte de su territorio.

El portavoz de la UE Johannes Laitenberger dijo que se fijará la fecha para una cumbre lo más pronto posible. Se espera que la reunión se realice antes del fin de junio.

Anuncios

Tibetanos “piden justicia” en Bruselas durante la visita del líder chino

Tibetanos “piden justicia” en Bruselas durante la visita del líder chino

EFE – 30/01/2009 14 : 07

Bruselas, 30 ene (EFE).- Un centenar de tibetanos se han manifestado hoy frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas para “pedir justicia en el Tíbet”, coincidiendo con la visita oficial del primer ministro chino, Wen Jiabao.

Los asistentes a la concentración, que coreaban lemas como ´Stop killing in Tibet´ (Basta de asesinatos en el Tíbet) o ´We want justice´ (Queremos justicia), enarbolaban banderas del Tíbet -símbolo del movimiento de independencia tibetano, que está prohibido en la República Popular de China- y portaban carteles con fotografías de familiares detenidos.

Según ha explicado a Efe un miembro de la ONG Tibetan Youth Congress, Tenzin Thardoe, “hay tanta gente que ha sido asesinada (en el Tíbet) que queremos que este tema se conozca en todo el mundo y especialmente en la Unión Europea”.

Thardoe ha demandado a los líderes europeos que intervengan y le soliciten al primer ministro chino que se reúna “en persona” con el Dalai Lama para resolver este conflicto.

Este encuentro entre Wen y el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, se produce después de que en diciembre Pekín cancelara una cumbre económica con la UE en protesta por el encuentro en Polonia entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el líder espiritual tibetano. EFE vd/jms/ig

Sonidos rebeldes del Tíbet

Sonidos rebeldes del Tíbet

Publicado Jueves, 29-01-09 a las 03:30
Vuelve la represión al Tíbet, si es que alguna vez se marchó de allí. Desde el pasado día 18, el Gobierno chino está llevando a cabo una concienzuda campaña policial que, bajo el intimidatorio nombre «Golpear duro», ya se ha saldado con 81 detenciones y la investigación de otras 8.424 personas.
Así lo ha difundido el medio oficial «China Tibet News», que cifraba en 51 los arrestados por actividades criminales sin especificar y en 30 los acusados de robo, prostitución, asesinato y delitos violentos con armas de fuego y explosivos. Entre los detenidos hay, además, dos personas imputadas porque las melodías de sus teléfonos móviles contenían «música reaccionaria». Así es como el régimen de Pekín denomina a las canciones tibetanas que muchos jóvenes de esta etnia escuchan o tararean como gesto de rebeldía ante lo que consideran la ocupación de su país. De hecho, ya el pasado mes de diciembre fueron capturadas otras 59 personas por, supuestamente, «extender rumores que pretendían incitar a la tensión étnica» y «descargarse ilegalmente de internet música reaccionaria».
En agosto, durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín, las autoridades bloquearon el sitio de descarga musical iTunes para impedir el acceso al disco «Canciones para el Tíbet» (con artistas como Sting, Moby o Alanis Morissette).
Con su tono habitual de propaganda, los medios chinos han «vendido» esta operación policial como un triunfo de la lucha contra el crimen y la delincuencia en el Tíbet. Sin embargo, los grupos defensores de los derechos de los tibetanos, como «International Campaign for Tibet» (Campaña Internacional por el Tíbet), ya han denunciado el recrudecimiento de la represión. No en vano, a nadie se le escapa que el régimen chino pretende con esta campaña impedir una nueva revuelta como la que, liderada por los monjes, sacudió el año pasado al Tíbet y a las provincias limítrofes de Gansu, Qinghai y Sichuan.
Según el Gobierno tibetano en el exilio, murieron 200 personas y más de mil resultaron heridos en la represión, mientras que el régimen de Pekín sólo cuantifica un fallecido tibetano y una veintena de víctimas mortales de la etnia Han, la mayoritaria en el país, apaleados y hasta quemados vivos por los alborotadores.
Nuevas protestas
Tras aquellos violentos disturbios, que empañaron la imagen de China cinco meses antes de la inauguración de los Juegos y obligaron al Ejército a cerrar a cal y canto el Tíbet, el todavía denominado régimen comunista está intentando desactivar nuevas protestas tras las celebraciones del Año Nuevo Lunar y del Losar (el Año Nuevo tibetano que empieza el próximo 25 de febrero). <MC>No en vano, la revuelta de los monjes budistas comenzó el 14 de marzo del año pasado para recordar la huida del Dalai Lama tras el fracaso del levantamiento tibetano contra la ocupación china en 1959.

Merkel pide a China que acepte conversar con el Dalai Lama

 

AUTONOMÍA DEL TÍBET

Merkel pide a China que acepte conversar con el Dalai Lama  

BERLIN, 29 Ene. (Reuters/EP) –  

   La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy al Gobierno chino que acepte mantener conversaciones con el líder espiritual budista de los independentistas del Tibet, el Dalai Lama.

   “Hemos hablado sobre la situación en Tibet y le expresé, desde el punto de vista alemán, que tenemos un interés común en que se lleven a cabo las conversaciones con el Dalai Lama”, declaró Merkel en rueda de prensa conjunta con el primer ministro chino, Wen Jiabao. Asimismo, aseguró que Alemania está dispuesta ayudar en este proceso.

PETICIÓN DEL KASHAG SOBRE LA CAMPAÑA DE “GOLPEAR FUERTE” EN TÍBET

PETICIÓN DEL KASHAG SOBRE LA CAMPAÑA DE “GOLPEAR FUERTE” EN TÍBET

 

 

Posterior a las políticas muy represivas y permanentes adoptadas por la RPC para reprimir la protesta de los tibetanos en todas las regiones tibetanas el año pasado, estamos muy impactados tras saber que el 18 de enero de 2009, las autoridades chinas en Lhasa lanzaron la campaña de “Golpear Fuerte” en un esfuerzo por aumentar la vigilancia ante la erupción de protestas políticas y mantener la estabilidad en la región políticamente inestable de Tíbet.

 

Fuentes noticiosas confiables han informado sobre redadas autorizadas oficialmente en los hogares y hoteles tibetanos en Lhasa por parte de la Oficina de Seguridad Pública (OSP), habiendo agrupado “5.766 sospechosos” para ser interrogados. También existe un informe de incidentes de disparos en el Monasterio de Dege a medianoche del 27 de enero.  Esta campaña tiene un ángulo político, particularmente, después del amplio levantamiento en Tíbet en marzo de 2008, y está siendo usado como una herramienta para eliminar a cualquier disidente político.

 

Estamos consternados al enterarnos recientemente de que como resultado de las severas golpizas y tortura de las autoridades chinas, Pema Tsepak, un joven tibetano murió el 23 de enero en el área de Chamdo.  El 20 de enero, él participó en una protesta no violenta junto a otros dos jóvenes tibetanos, cuyo paradero se desconoce.

 

Se dispone de más información sobre la creciente presión hacia los tibetanos en Tíbet para que celebren el próximo Año Nuevo Tibetano (tib:/losar/) a pesar de su renuencia a festejar como una forma de duelo por los tibetanos que fallecieron en las protestas de marzo de 2008.  En las áreas de Ngaba “Prefectura Autónoma Tibetana” y Kardze “Prefectura Autónoma Tibetana”, en Sichuan, las autoridades chinas incluso prometen incentivos financieros de 500 Yuan a cada familia y petardos gratuitos en un intento por realizar la celebración tibetana de Losar.

 

El nuevo lanzamiento de la campaña “Golpear Fuerte” y la intensificación de otras políticas de línea dura de la RPC ocasionarán mayor violación de los derechos y libertad fundamentales del pueblo tibetano.  Hay un alto sentimiento de miedo e intimidación en Lhasa y otras regiones de Tíbet. Dudamos mucho de la intención de la RPC detrás del relanzamiento de estas campañas, incluyendo la educación patriótica, las que sólo crearán una atmósfera de mayor inestabilidad política y, por ende, justificarán el uso de más medidas represivas.

 

Pedimos a las autoridades de la RPC detener la campaña “Golpear Fuerte” y dar término a las políticas de línea dura en Tíbet de inmediato.  Instamos y solicitamos a los parlamentarios, gobiernos y particulares en el mundo a intervenir activamente de manera que los infortunados incidentes de marzo de 2008 no se puedan repetir.

 

También pedimos a los tibetanos en Tíbet que entiendan que a pesar de la estricta restricción y la represión severa, nosotros debemos mantener la calma y mantener nuestra perseverancia no violenta en el interés a largo plazo de nuestra lucha. Instamos estrictamente a los tibetanos en Tíbet a no entrar en la violencia y evitar cualquier actividad que implique un riesgo de encarcelamiento y detención innecesarios, y poner sus vidas en peligro.  Les solicitamos además que hagan todo de su parte para evitar cualquier animosidad y conflictos con el pueblo chino.

 

 

El Kashag

28 de enero de 2009

Protestas en Europa por visita primer ministro chino

Suiza. La policía detiene a un activista tibetano en frente del edificio del parlamento durante una visita del Primer Ministro chino Wen Jiabao en Berna 27 de enero de 2009.

Oleada de detenciones en el Tíbet para impedir una nueva revuelta de los monjes budistas

Oleada de detencions para impedir una nueva revuelta de los monjes budistas. A un mes y medio de que se cumpla medio siglo de la huida del Dalai Lama y el primer aniversario del levantamiento en los monasterios, el régimen chino aumenta la represión en esta región del Himalaya
Actualizado Miércoles, 28-01-09 a las 19:38
Vuelve la represión al Tíbet, si es que alguna vez se marchó de allí. Desde el pasado día 18, el Gobierno chino está llevando a cabo una concienzuda campaña policial que, bajo el intimidatorio nombre “Golpear duro”, ya se ha saldado con 81 detenciones y la investigación de otras 8.424 personas.
Así lo ha difundido el medio oficial China Tibet News, que cifraba en 51 los arrestados por actividades criminales sin especificar y en 30 los acusados de robo, prostitución, asesinato y delitos violentos con armas de fuego y explosivos. Entre los detenidos hay, además, dos personas imputadas porque las melodías de sus teléfonos móviles contenían “música reaccionaria”. Así es como el régimen de Pekín denomina a las canciones tibetanas que muchos jóvenes de esta etnia escuchan o tararean como gesto de rebeldía ante lo que consideran la ocupación de su país.
De hecho, ya el pasado mes de diciembre fueron capturadas otras 59 personas por, supuestamente, “extender rumores que pretendían incitar a la tensión étnica” y “descargarse ilegalmente de internet música reaccionaria”.
«Lucha contra el crimen»Con su tono habitual de propaganda, los medios chinos han “vendido” esta operación policial como un triunfo de la lucha contra el crimen y la delincuencia en el Tíbet. Sin embargo, los grupos defensores de los derechos de los tibetanos, como International Campaign for Tibet (Campaña Internacional por el Tíbet), ya han denunciado el recrudecimiento de la represión en esta vasta y sensible región del Himalaya.
No en vano, a nadie se le escapa que el régimen chino pretende con esta campaña policial impedir una nueva revuelta como la que, liderada por los monjes budistas, sacudió el año pasado al Tíbet y a las zonas limítrofes de las provincias de Gansu, Qinghai y Sichuan.
Según el Gobierno tibetano en el exilio, murieron 200 personas y más de mil resultaron heridos en la represión, mientras que el régimen de Pekín sólo cuantifica un fallecido tibetano y una veintena de víctimas mortales de la etnia Han, la mayoritaria en el país, apaleados y hasta quemados vivos por los alborotadores.
Tras aquellos violentos disturbios, que empañaron la imagen de China cinco meses antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín y obligaron al Ejército a cerrar a cal y canto el Tíbet, el todavía denominado régimen comunista está intentando desactivar nuevas protestas tras las celebraciones del Año Nuevo Lunar y del Losar (el Año Nuevo tibetano que empieza el próximo 25 de febrero).

No en vano, la revuelta de los monjes budistas comenzó el 14 de marzo del año pasado para recordar la huida del Dalai Lama tras el fracaso del levantamiento tibetano contra la ocupación china en 1959, una fuga de la que se cumple medio siglo dentro de un mes y medio. Debido a tan simbólico aniversario, y al fracaso de las negociaciones entre el régimen de Pekín y el Gobierno tibetano exiliado en la India, las autoridades chinas sospechan que pueda estar germinando una nueva insurrección para atraer otra vez la atención de la comunidad internacional.
Como cualquier otra región fronteriza de China, el Tíbet ha pertenecido históricamente a sus imperios durante los últimos 700 años cada vez que sus dinastías eran lo suficientemente fuertes como para controlarlo. Tras la caída del último emperador de la estirpe Qing en 1911, esta remota región de 1,2 millones de kilómetros cuadrados (más del doble de España) gozó de una independencia de facto hasta el fin de la Guerra Civil en China (1945-49).
Una vez que el revolucionario comunista Mao Zedong derrotó al Gobierno del Generalísimo Chiang Kai-chek, el Ejército chino entró en el Tíbet en 1950 para, según la propaganda del régimen, “liberar” a su pueblo de la teocracia de los monjes, que sometían a los campesinos a la miseria más absoluta y en un estado de auténtica esclavitud al controlar todas las tierras.
Levantamientos desde 1959En 1951, la República Popular China se anexionó oficialmente el Tíbet. Pero sus habitantes, uno de los pueblos más religiosos del mundo gracias a su devoción por el Dalai Lama, se levantaron contra los invasores chinos en 1959. El Ejército Popular de Liberación aplastó aquella revuelta y el Dalai Lama, siendo todavía un niño, se vio forzado a huir atravesando el Himalaya para exiliarse en la India, donde aún sigue viviendo hoy en su refugio de montaña de Dharamsala.
Medio siglo después, el Tíbet continúa luchando por su independencia o, al menos, por lograr más autonomía, más respeto a su tradición cultural y menos represión para los monjes y partidarios del Dalai Lama.