Hallan mega red de espionaje cibernético

Hallan mega red de espionaje cibernético

Los investigadores del Centro Munk dicen que la red de espionaje está basada principalmente en China.

BBC MUNDO.COM

Investigadores canadienses aseguran que una vasta red de espionaje, basada principalmente en China, se ha infiltrado en computadoras y ha robado cientos de documentos de oficinas gubernamentales y privadas de todo el mundo, incluyendo las del líder tibetano Dalai Lama.

En un informe a ser publicado este fin de semana, los expertos en espionaje cibernético del Centro Munk de Estudios Internacionales de la Universidad de Toronto dicen que, en menos de dos años, la red se ha infiltrado en 1.295 computadoras de 103 países.

Entre ellas se encuentran computadoras de embajadas, cancillerías, así como oficinas del Dalai Lama en India, Bruselas, Londres y Nueva York.

Los expertos aseveran que el espionaje estaba centrado en el líder espiritual tibetano Dalai Lama y en gobiernos de países del sur y sureste asiático.

“Descubrimos evidencia de malware que había penetrado los sistemas de computación tibetanos, extrayendo documentos delicados de la oficina privada del Dalai Lama”, declaró el investigador Greg Walton a agencias de noticias.

A pedido del Dalai

Tres de los servidores de control de esta red fueron localizados en las provincias chinas de Hainan, Guangdong y Sichuan, mientras que un cuarto está en una compañía ubicada en el sur de California, Estados Unidos.

Sin embargo, los investigadores aclararon que no pueden concluir que el gobierno chino esté involucrado.

En un reporte del diario The New York Times , los investigadores señalan que la oficina del Dalai Lama les había pedido examinar sus computadoras para ver si tenían malware(software que se infiltra o daña computadoras sin el conocimiento de su dueño).

De acuerdo al The New York Times , esta operación de espionaje es la más grande hasta ahora conocida, en términos de países afectados.

Los expertos dijeron que ya han notificado a agencias internacionales acerca de esta red cibernética.

China conmemora el polémico “Día de la Emancipación de los Siervos” en Lhasa

Monjes tibetanos en el exilio y otros partidarios pro-Tíbet participan en una vigilia contra China

Monjes tibetanos en el exilio y otros partidarios pro-Tíbet participan en una vigilia contra China

Tibetanos en el exilio queman una bandera china durante una protesta organizada en Nueva Delhi, India, contra la celebración del Día de la Emancipación de los Siervos, en Tíbet.

Tibetanos en el exilio queman una bandera china durante una protesta organizada en Nueva Delhi, India, contra la celebración del "Día de la Emancipación de los Siervos", en Tíbet.

Con una ceremonia en Lhasa, capital del Tíbet, el Gobierno chino inició hoy la conmemoración del “Día de la Emancipación de los Siervos”, una fiesta con la que Pekín quiere reivindicar su papel “liberador” en la región autónoma pero que el exilio tibetano califica de “celebración de 50 años de opresión”.

Según esa fuente, asistieron unas 13.000 personas, y aunque los medios chinos dieron amplia cobertura a la celebración, la prensa extranjera, que continúa teniendo vetado el acceso al Tíbet, no fue invitada a la ceremonia.

En el acto inaugural, “representantes de antiguos siervos, soldados del Ejército de Liberación Popular y estudiantes leyeron discursos”, mientras la bandera nacional china era izada frente al Palacio Potala, símbolo de Lhasa y antigua residencia del Dalai Lama (huido precisamente hace 50 años).

Un día antes, el presidente chino, Hu Jintao, aseguró que los últimos 50 años han marcado “la transformación social más extensa, profunda y progresista en el Tíbet”, en un discurso citado por Xinhua.

La fiesta comunista es una respuesta a la celebración por parte de los exiliados tibetanos, el pasado 10 de marzo, del 50 aniversario de la rebelión de la población del Tíbet contra el régimen comunista.

Por ello, organizaciones tibetanas en el extranjero y el entorno del Dalai Lama consideran la fiesta de hoy una provocación de Pekín:

“Se trata de una fiesta altamente provocativa” que “celebra 50 años de opresión”, aseguró en un comunicado Estudiantes por un Tíbet Libre, una de las organizaciones que hoy ha convocado protestas en ciudades como Nueva York, París, Londres y Dharamsala (residencia actual del Dalai Lama en la India).

El 28 de marzo de 1959, ocho años después de que el Ejército Popular de Liberación comunista entrara en el Tíbet, y una vez huido el Dalai Lama, Pekín ordenó la disolución del gobierno local tibetano para reemplazarlo con uno afín al régimen comunista.

Los tibetanos en el exilio defienden que la región era independiente en la primera mitad del siglo XX hasta que el Ejército comunista la invadió en 1951, mientras que China sostiene que su soberanía sobre el “Techo del Mundo” se remonta a la dinastía Yuan (siglo XIII).

La celebración de hoy es la culminación a un mes de altas tensiones en el Tíbet y entre Pekín y Dharamsala.

China defiende que el Tíbet era antes de 1959 una sociedad feudal, gobernada por líderes religiosos y que la imposición del comunismo en la región ha traído, 50 años después, desarrollo y estabilidad a la zona, pese a que aún es una de las áreas más pobres del gigante asiático.

Los tibetanos en el exilio en cambio opinan que la imposición del comunismo en la región se saldó con la destrucción de monasterios y de gran parte de la cultura del Tíbet, además de la muerte de miles de personas -algunas organizaciones incluso hablan de un millón de muertos- en épocas como la Revolución Cultural o tras la represión de las revueltas de 1959, 1989 y 2008 en Lhasa.

Durante este mes de marzo, el Gobierno chino ha combatido estas acusaciones y las llamadas a reivindicar la independencia del Tíbet con una fuerte presencia de fuerzas de seguridad en la región y aumentando la prohibición de periodistas foráneos también a zonas de etnia tibetana fuera de la región autónoma.

Además, la propaganda china ha emitido todos los días en los medios de comunicación nacionales informaciones que destacaban la estabilidad en la región y la permanencia de su cultura.

Pese a ello, el mes no ha estado exento de incidentes, y la propia prensa oficial china informó de enfrentamientos entre policía y monjes tibetanos en un monasterio -que acabó con el intento de inmolación de un religioso- o la colocación de dos artefactos explosivos en zonas de población tibetana.

También, la semana pasada, se informó del ataque de una multitud de tibetanos a una comisaría donde un monje permanecía detenido.

La jornada de hoy también estuvo marcada por la intervención en el II Foro Budista Mundial de Wuxi (este de China) del Panchen Lama, “número dos” del budismo tibetano y cuya identidad también genera tensiones entre Pekín y Dharamsala.

Los tibetanos en el exilio lo consideran un “títere de Pekín” y reconocen como su Panchen Lama a otro joven, de 20 años, nombrado por el Dalai Lama en los años 90 y en paradero desconocido.

El Panchen Lama “pro Pekín” aseguró en el acto de hoy que China disfruta de libertad religiosa.

Ex presidente De Klerk se solidariza con el Dalai Lama y boicotea conferencia

Ex presidente De Klerk se solidariza con el Dalai Lama y boicotea conferencia


El ex presidente sudafricano y premio Nobel de la Paz 1993, Frederick de Klerk, no concurrirá a la conferencia sobre Paz y Deporte prevista para el próximo viernes en Johannesburgo si el gobierno de Sudáfrica no le otorga una visa de entrada al Dalai Lama para participar en la misma.

El anuncio fue hecho hoy por la Fundación De Klerk después de que el Gobierno sudafricano confirmara el domingo que no prevé dar el visado al líder espiritual tibetano, Premio Nobel de la Paz 1989,

‘El Gobierno no ha enviado ninguna invitación al Dalai Lama para visitar Sudáfrica’, dijo a los periodistas el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Ronnie Mamoepa, quien descartó que ‘se le conceda un visado para entrar al país’.

Según la Fundación De Klerk, el ex presidente surafricano ha decidido boicotear la conferencia debido a que su honor le obliga a respetar la invitación que Nelson Mandela, también Premio Nobel de la Paz 1993, él y el arzobispo anglicano emérito Desmond Tutu, otro galardonado con el Nobel de la Paz 1984, enviaron en noviembre pasado al Dalai Lama en nombre de los organizadores del evento.

La conferencia de Paz y Deporte ha sido organizada tomando como referencia el Mundial de fútbol 2010 de Sudáfrica.

‘La decisión de no entregar la visa (al Dalai Lama) constituye una burla a todo el propósito de la Conferencia de Paz y Deporte, que es, entre otras cosas, para celebrar la transición pacífica hacia una democracia constitucional en Sudáfrica y subrayar el papel que el fútbol puede desempeñar en la promoción de la paz’, señala la misiva de la Fundación De Klerk.

‘La decisión de excluir al Dalai Lama es irreconciliable con los principios elementales sobre los que nuestra sociedad está basada, incluyendo la libertad de expresión y actividades políticas libres’, puntualiza.

La Fundación De Klerk se hace eco de versiones publicadas este domingo por medios locales de que la medida contra el Dalai Lama obedece a presiones de las autoridades chinas y afirma que ‘el país anfitrión debería recibir a cualquiera con un legítimo interés pacífico y no tomar decisiones políticas sobre quien puede participar o no en tales actividades’.

El periódico ‘Sunday Independent’ informó de que el visado fue denegado al Dalai Lama el pasado día 4 debido a la oposición del gobierno chino.

‘Sudáfrica es una democracia constitucional soberana y no debería permitir que otros países dictaminen a quien debe admitir o no en su territorio, al margen del poder e influencia de éstos’, se indica en la nota de la Fundación De Klerk.

Por su parte, el arzobispo Tutu ha enviado una carta al presidente sudafricano, Kgalema Motlanthe, para pedir explicaciones y recalcar que, si se niega el visado al Dalai Lama, él tampoco participará en la Conferencia sobre Paz y Deporte.

Tutu, de cuyo ‘Centro para la Paz’ es copresidente honorario el Dalai Lama, condena en su carta la postura del Gobierno de Pretoria y la califica de ‘una traición total de la historia de nuestra lucha’ por la libertad y el respeto a los Derechos Humanos.

Las inversiones directas de China en Sudáfrica son de unos 6.000 millones de dólares, mientras que las de Sudáfrica en China ascienden a unos 2.000 millones de dólares, en tanto que el intercambio comercial entre los dos países supone el 20,8 por ciento del de China con todo el continente africano.

Arrestan en China a cerca de 100 monjes tibetanos

Arrestan en China a cerca de 100 monjes tibetanos

El gobierno chino ha reforzado la seguridad en las zonas tibetanas en las últimas semanas para evitar problemas ante varios festejos este mes.

Pekín.- La policía China arrestó hoy a cerca de 100 monjes tibetanos tras una protesta ocurrida en la provincia noroccidental de Qinghai, en la que participaron centenares de personas, informaron autoridades locales.

Según la agencia de noticias Xinhua, varios centenares de personas, entre ellas 100 monjes del monasterio de La´gyab, atacaron la víspera la comisaría local, en la prefectura autónoma tibetana de Golog.

La policía arrestó esta mañana a seis de los participantes en el ataque, mientras que otras 89 personas implicadas en la revuelta se entregaron voluntariamente. Todos los detenidos, a excepción de dos personas, son monjes.

Los disturbios se produjeron en represalia por la desaparición de un tibetano que se escapó de la custodia policial en la provincia de Qinghai, y que permanece como desaparecido.

Las autoridades locales siguen buscando a varios monjes que huyeron después de participar en la revuelta.

El gobierno chino ha reforzado la seguridad en las zonas tibetanas en las últimas semanas para evitar problemas ante varios festejos este mes.

Agregó que el 14 de marzo marcó el primer aniversario de los disturbios contra el gobierno en Lhasa, capital regional del Tíbet, mientras que el 17 de marzo marcó los 50 años transcurridos desde que el Dalai Lama escapó al exilio en la India.

Sudáfrica deniega visado al Dalai Lama

La embajada de Sudáfrica en Nueva Delhi ha denegado un visado al líder espiritual tibetano en el exilio, el Dalai Lama, por lo que éste no podrá asistir a una conferencia sobre la paz en Johannesburgo, indicaron activistas este domingo.

El Dalai Lama tenía planeado participar, junto con otros premios Nobel de la Paz como Nelson Mandela, en una conferencia el viernes sobre cómo aprovechar el fútbol para combatir el racismo y la xenofobia, un año antes de que Sudáfrica organice el Mundial de Fútbol.

Los activistas de Los Amigos Sudafricanos del Tíbet indicaron en un comunicado que al Dalai Lama se le denegó el visado necesario, y añadieron que el alto comisionado de Sudáfrica en Nueva Delhi pidió al líder tibetano que postergase su viaje.

Los activistas estimaron en el comunicado que el hecho de que el Dalai Lama no pueda participar en la conferencia de paz convierte las intenciones de esa reunión en una “farsa”.

El diario Sunday Independent citó a un consejero chino de la embajada en Pretoria, Dai Bing, que decía que su gobierno instó a Sudáfrica a denegar el visado al Dalai Lama, bajo la advertencia de que esa visita dañaría las relaciones bilaterales.

Dai Bing dijo al diario que el momento escogido por el Dalai Lama era “inoportuno”, poco después del 50º aniversario del levantamiento tibetano fallido contra el dominio chino en el Tíbet, que obligó al líder budista a exiliarse.

La Historia de Nyima

La Historia de Nyima

Los días de aquel agosto del 2002 que pasamos en McLeod Ganj, junto a Dharamsala, la “Pequeña Lhasa” como lo llaman algunos, dejaron huellas muy vivas en nuestras mentes y corazones. Para los indios, un “dharamsala” es un lugar de refugio, reunión o acogida y es justamente lo que es este lugar, un nuevo hogar para los miles de tibetanos que se vieron obligados a abandonar su país ante el acoso de las hordas chinas, a fin de preservar su tradición y dar al mundo la oportunidad de conocer su mensaje de paz. Su gran maestro y guía, el XIV Dalai Lama que reside en este modesto pueblecito del Himalaya indio, los congrega aquí y les recuerda continuamente su propuesta de fe para el futuro.

A uno le parece que ha dejado ya la India. La agradable temperatura es un premio para el viajero que regresa de las tórridas llanuras de más al sur, la comida es mucho más diversa y menos picante, más internacional, tanto, que casi nos extrañó que no encontráramos un plato de “paella”. Aquí el ritmo es más sosegado y menos ruidoso, las simpáticas sonrisas tibetanas siempre fáciles, la ausencia de regateo en las compras, todo ello hace que te sientas muy a gusto con los diarios paseos por aquellas pocas calles, pero siempre animadas, con singulares personajes que con el paso de los días se van haciendo ya familiares. Solo de vez en cuando, algún sari multicolor, los insistentes ruegos por parte de algún comerciante indio para que visites su tienda y lo favorezcas con la primera compra del día (Ya que ello le traerá buena suerte), o el claxon estridente de algún vehículo (también indio !), te recuerda que aún estás en el país de los encantadores de cobras.

Una de las impresiones de aquellos días que más se han quedado retenidas en mi memoria, son no obstante las de aquellas pobres gentes que todos los días y a todas horas, lloviera o refrescara, ocupaban los mismos lugares en nuestra calle, casi siempre convertida en barrizal por los continuos aguaceros del monzón. Ya bien indios o tibetanos (la pobreza no sabe de etnias), el estado de sus cuerpos delataba la miseria material en la que navegaban. Sus extremidades reducidas casi siempre a muñones, pero sus rostros, estos rostros, siempre luminosos y sonrientes, eran como las ventanas de la humanidad entera. Su mano o lo que fuera, se extendía para pedirte unas rupias, pero sólo devolviéndoles una sonrisa, su gratitud era inmensa.

Aquella tarde, después de pasar por aquella calle de mendigos, me dirigía a nuestro alegre “Green Hotel”. Al entrar en el salón-recepción-comedor, noté enseguida la presencia de un joven, con rasgos tibetanos y sentado en una mesa, invitándome con su inevitable y franca sonrisa a la conversación. No pude resistirme y así conocí a Nyima, un refugiado tibetano escapado hacía poco de su entrañable país y que con su poco inglés rudimentario, empezó a deshilvanar su gesta y su vida. Su amistad estaba servida y sólo pedía un poco de ayuda y de comprensión.

Cierto día nos invitó a comer a “su casa”, una sencilla habitación-cocina-dormitorio, donde pudimos probar los excelentes “momos” que el mismo cariñosamente nos había preparado y probar el delicioso jugo de leechi. Y para el momento de la despedida, nos tenia reservado un “golpe bajo”. Extrajo de un paquetito que guardaba cuidadosamente en sus manos, unos sendos pañuelos blancos de ofrendas (katak) y como también era monje, nos los colocó en el cuello, todo ello con el abrazo fraternal correspondiente. La emoción por parte de todos, incluyéndole a él, estaba servida y quizás todavía rueda por allí alguna lágrima nuestra, o uno de los nudos que todos teníamos en las gargantas. La amistad continua actualmente. Somos sus amigos, su familia y económicamente le echamos una mano. El nos ofrece su amistad. Te invitamos a conocerlo mejor.

Toni, Magda i Carles. Tarragona.


nylma

Enfrente del Green Hotel con Nyima


Este es el relato de su biografía:

Nací en el nordeste del Tibet, en la región llamada Amdo, en el pequeño pueblo de Thorza, situado en una colina. Mis padres eran gente sencilla. Soy hijo de Thondup y mi madre es Khashe Tso. Nací en Agosto de 1977 y me pusieron el nombre de Detsering. Sin embargo mis padres tuvieron un prematuro fallecimiento o mejor dicho una penosa muerte, ya que mi madre murió después de un intento de esterilización forzada y mi padre murió torturado durante la revolución cultural a manos de los chinos.

Aunque trato de comunicarme con mi familia, no lo puedo conseguir ya que todo está fuertemente censurado. Tampoco me apetece mandar cartas ya que entonces me veo obligado a escribir en el sobre PCR (Popular China Repucublic) y yo odio el hacerlo. Incluso el teléfono tampoco me sirve de nada ya que mi aldea es demasiado pobre para disponer de el. Pero aunque ahora estoy en la India, siempre están en mi mente al hermano y hermana que tengo en mi país. Asistí a la escuela durante al menos tres añosa partir de 1985. En 1990 me ordené y asumí el voto de monje en un monasterio cercano a mi población. Así pues, puedo decir que he tenido una juventud producto de la comunidad monástica. El tiempo que permanecí en el monasterio estudié filosofía budista, literatura y gramática y medicina tibetana.

El lugar en el que estudiaba, es un bello y limpio paraje. En el este hay magníficas montañas y muy cerca de mi residencia, discurre un pequeño arroyo. Es realmente un sitio encantador para vivir. Después de efectuar mis votos monásticos, se me dio el nombre espiritual de Nyima.

Para mi, el monasterio fue mi hogar desde que era un niño. Tenia dos parientes ya mayores que eran también monjes y todo lo aprendí de ellos, ofreciéndoles a la vez mis servicios. Cada día, a las 6 de la mañana empezaba nuestra vida rutinaria, asistiendo a los rezos en el monasterio. A las 8 teníamos que aprender nuevos versos y reflexionar sobre ellos. A partir de las 11 y hasta la 1, nos reuníamos de nuevos para seguir con la oración. Entre las 2 y las 4 nos dedicábamos al estudio y a partir de las 5 había una plegaria general para todos nosotros. A las 6 teníamos que revisar lo que habíamos aprendido durante el día. Solíamos tomar el desayuno a las 6 de la mañana y comer a la 1. Así pasé 20 años en la comunidad monástica.

Un día, unos oficiales chinos aparecieron en el monasterio y empezaron con la propaganda sobre el comunismo y criticando duramente al Dalai Lama. Lentamente empezamos a odiar lo que estaban llevando a cabo y la desconfianza se sembró en nuestra mente. Realmente, nadie entre nosotros creía lo que nos trataban de inculcar. Como resultado de todos ello, yo y un amigo colgamos un póster de INDEPENDENCIA PARA EL TIBET, después de lo cual, nos sentimos muy inseguros y amenazados y escapar era nuestra única elección a fin de sobrevivir. Así que nos decidimos, y abandonamos el Tibet.

En Lhasa, buscamos un guía durante 7 días, lo encontramos y le pagamos 1000 yuans (moneda china). Estuvimos viajando en un camión por la noche hasta que nos dejaron en un bosque. Al día siguiente, nos recogió otro camión que nos llevó a un lugar cercano al monasterio de Tashi Lumpo. Tuvimos que atravesar el puente durante la noche ya que las patrullas chinas vigilaban el lugar. Después de escondernos en un restaurante, fuimos llevados a otro monasterio y estuvimos allí cuatro horas. Como el lugar estaba peligrosamente controlado por una guarnición de policía fronteriza china, tuvimos que dar gran un rodeo por las montañas. Durante 10 días estuvimos pisando nieve, un poco extraviados al no conocer el lugar y tener que encontrar por nuestra propia cuenta una buena ruta. Siguieron 5 días más de marcha a pie y entramos ya en suelo de Nepal. Continuamos andando 10 días más por los pueblos nepalies hasta que en Kartare, una patrulla de policía del Nepal nos arrestó y nos condujo hasta Kathmandu. Éramos un total de 30 muchachos jóvenes.

El centro gubernamental de recepción de exiliados en Nepal, se hizo cargo de nosotros y pagó por decirlo de alguna manera por nuestro rescate. Durante todo este periplo, nos alimentamos a base de tsampa y nos acostumbramos a beber agua fría. Sólo ocasionalmente pudimos tomar algún té caliente con el tsampa. Y desde el Nepal fuimos enviados al Centro de Recepción de la India, en Dharamsala donde nos alojaron de nuevo en un monasterio.

La razón por la que actualmente no estoy en este centro religioso, es porque pretendo conseguir que me admitan en el Centro de Medicina Tibetana para lo cual se necesita un conocimiento del inglés, lengua que desconocía totalmente, y en el monasterio no era posible aprenderla. Así que decidí primero alcanzar un buen nivel de inglés y luego solicitar la admisión para continuar con los estudios de medicina que ya había empezado en el Tibet.

Para mi, estudiar medicina y poder ayudar a la gente es muy importante, y mucho más si algún día puedo regresar al Tibet. Mi objetivo es satisfacer la visión de nuestro Dalai Lama y proporcionar asistencia a nuestro pueblo.

El shock de la historia, la masacre del 4 de junio

El shock de la historia, la masacre del 4 de junio

Un ex alto funcionario del PCCh anunció la realización de un documental con la historia completa y con todos los detalles de uno de los incidentes más silenciados por el régimen chino

Por Xiao Rong – Radio Free Asia
04.06.2008 14:26
Las imágenes que recorrieron el mundo el 4 de junio de 1989 evocan el día en el que miles de estudiantes desarmados murieron aplastados por los tanques del ejército del PCCh; pero hoy en China la mayoría no sabe que pasó ese día y casi nadie se atreve a cuestionar la versión oficial de que en “Tiananmen no murió nadie”.

Chen Yizi, fue el consejero privado del ex presidente chino Zhao Ziyang1 y como economista también fue el jefe del Consejo del Departamento de Estado del Sistema de Reforma Económica. Radio Free Asia lo entrevistó en Los Ángeles donde analizó el impacto y el daño causado por la naturaleza y las calamidades causadas por el hombre, en el terremoto de Sichuan del 12 de mayo y la masacre en la Plaza Tiananmen del 4 de junio de 1989. Chen nos provee de un profundo análisis sobre lo bueno y lo malo que existe en la sociedad moderna china, y además nos anunció la presentación de un ambicioso documental titulado “El Shock de la Historia” para conmemorar el año próximo el 20° aniversario de la masacre del 4 de junio.

Con la presentación del documental, es la primera aparición pública de Chen en una actividad pro-democracia y en una reunión de grupos de derechos humanos desde la muerte de Zhao Ziyang.

Chen dijo, “He vivido enfermo por más de una década, sufriendo de linfomas, y problemas con mis extremidades. Además, la confusión de la Revolución Cultural en 1967 dejo una docena de heridas abiertas y magulladuras en mi cuerpo. Es realmente un milagro que siempre haya sobrevivido”.

A pesar de su sufrimiento físico, aun puede verse su perseverancia e integridad en relación a mostrar la restauración de los hechos históricos cuando habla del documental sobre la tan conocida como distorsionada masacre a los estudiantes chinos del 4 de junio de 1989 en la Plaza Tiananmen de Beijing.

Chen dice, “Han pasado 19 años desde el incidente del 4 de junio. La gente con conciencia y justicia nunca olvidará esta tragedia histórica. Desde el 2006, he estado en contacto con varias personas mayores de entre 50 y 60 años de grandes ciudades como Guangdong, Shanghai, Wuhan, y Xian. Ellos están ansiosos por conocer todos los detalles que rodearon a la masacre de la plaza Tiananmen, ya que ahora ellos solo tienen conocimientos fragmentados de lo que sucedió. Algunos documentales están disponibles pero fallan en contar la historia completa. También me contacte con algunos estudiantes graduados de entre 30 y 40 años. Ellos aun no creían lo que paso el 4 de junio de 1989, decían: ¿Cómo puede el gobierno matar estudiantes? ¿Cómo pueden los soldados conducir los tanques que aplastaron a los estudiantes? Ellos simplemente no lo podían entender”.

“El próximo año marca el aniversario número 20 del incidente del 4 de junio. Muchos amigos míos y yo nos sentimos obligados a exponer los hechos. ¿Qué deberíamos hacer en el 30° o 40° aniversario? ¿Lo que sucedió también será tapado como una “campaña anti-derechista” o la Revolución Cultural? De ahí que decidimos filmar un gran documental, titulado ‘El Shock de la Historia: Grabaciones del incidente de la Plaza Tiananmen’”.

Chen también espera que su documental ayude a mantener los valores sociales que han sido ignorados o aun suprimidos por las autoridades estatales.

Chen nos explica, “El propósito de filmar este documental es el de preservar los hechos históricos evaluando la lección histórica que nos enseña, y mirar hacia la China del futuro. Espero que este documental pueda ser exhibido al público no después del 4 de junio de 2009. Cuando el mundo conmemore el 30° o 40° aniversario del incidente del 4 de junio, nosotros podríamos no estar, pero aun esperamos que las generaciones futuras sean bien informadas sobre nuestra historia pasada. Si China realmente quiere ser una superpotencia genuina en el mundo moderno, -la democracia- además de una economía global de mercado es también necesaria”.

De la conmemoración del incidente del 4 de junio al terremoto del 12 de mayo, Chen ha observado la bondad y fealdad que trajo a la sociedad china estas calamidades.

Chen analiza, “Las personas han dado un apoyo incondicional a las victimas del terremoto sin importar la raza, la nacionalidad, o el partido político. La gloria de la naturaleza humana puede ser vista aquí. También presenciamos la misma gloria durante el incidente de la plaza Tiananmen 19 años atrás. Cuando Beijing fue rodeada por 300.000 soldados del ejército chino, millones de adultos en Beijing tomaron las calles. Cuando vieron un gran numero de personas frente a ellos siendo disparadas a muerte, grandes muchedumbres de manifestantes se movieron hacia atrás. Cuando el tiroteo cesaba, la multitud se movía hacia delante. Esa fue una escena muy conmovedora. Sin embargo, la naturaleza de más espantosa crueldad y malevolencia humana también fue exhibida. Para satisfacer sus propios intereses personales, Deng Xiaoping2 y Li Peng3 sacrificaron a jóvenes estudiantes y ciudadanos quienes estaban pidiendo por la democracia y la libertad, contra la corrupción y el abuso de poder. En la China moderna, Deng Xiaoping es visto como una deidad, mientras que Hu Yaobang4 está siendo eclipsado y Zhao Ziyang menospreciado. La historia está distorsionada”.

1- Zhao Ziyang, fue el último de los diez Secretarios Generales del PCCh (1987-89), que fue despedido a causa de su discrepancia en el uso de la fuerza para acabar con las manifestaciones estudiantiles de la Plaza Tiananmen en 1989, él no tenía intención de reprimir a los estudiantes. Como todo individuo que intentó tener en cuenta los intereses de la gente e impulsar reformas más profundas en el PCCh fue inevitablemente objeto de purgas y marginación, limitaron su accionar a través de la disciplina partidaria y fue puesto bajo arresto domiciliario donde el 17 de enero de 2005 finalmente falleció a los 85 años.

2- Deng Xiaoping, fue el máximo líder de la República Popular China desde 1978 hasta su muerte en 1997. Él dio la orden para iniciar la masacre de la Plaza Tiananmen, dijo en ese momento: “Matar a 200.000 personas a cambio de veinte años de estabilidad”. Los “veinte años de estabilidad” en realidad eran veinte años de régimen del PCCh.

3- Li Peng, fue Primer Ministro de la República Popular China (1987-98), y uno de los que influyó en la decisión de suprimir por la fuerza las protestas de la Plaza Tiananmen el 4 de junio de 1989.

4- Hu Yaobang, quien fue Secretario General del PCCh desde 1981 hasta 1987, y era admirado por activistas democráticos por su carácter reformador. Se dice que la muerte de Hu en 1989 desató las manifestaciones de ese año en Beijing.