Represión

Centenares de tibetanos siguen detenidos desde las protestas de marzo

Meses después, fuentes revelan el derrotero de los monjes desde que el régimen chino ingresó a Lhasa con sus tropas para terminar con las pacíficas manifestaciones

Radio Free Asia
 
La policía china vigila a los monjes mientras entonan alabanzas en el monasterio Drepung de Lhasa, Tibet. (AFP)

Cientos de monjes tibetanos detenidos después de la bien conocida protesta del 14 de marzo de este año, fueron expulsados de Lhasa y trasladados a la lejana provincia de Quinghai en donde permanecen custodiados. Meses después, fuentes revelan el destino de los monjes desde que el régimen chino aisló con fuerza militar toda la región.

De acuerdo con medios tibetanos, los monasterios budistas de Sera y Drepung, fueron el principal foco de represión por su protagonismo en las manifestaciones del pasado marzo en la capital del Tibet.

Otro pequeño grupo del monasterio Ganden también fue detenido y llevado con los demás monjes a Quinghai.

El tren de Lhasa

Fuentes autorizadas que por cuestiones de seguridad prefieren mantenerse en el anonimato, revelaron que 675 monjes de las tres principales ciudades implicadas en las protestas fueron despachados en un tren de Lhasa el 25 de abril.

De los 675 monjes, 405 son de Drepung, 205 de Sera y 8 de Ganden, y los 57 restantes de otros monasterios pequeños de Lhasa. Todos fueron transportados a un centro de detención militar en Golmud en Haxi (Tsonub para los tibetano) Prefectura Autónoma del Tibet en Quinghai.

Funcionarios del Departamento de Asuntos Religiosos de Quinghai los escoltaron desde Golmud hasta su destino. “Todos los monjes que vinieron originalmente de la región de Quinghai, fueron enviados a sus respectivos pueblos y encerrados en centros de detención”.

Por otro lado, los monjes todavía en conflicto en la región de Kham en la provincia de Sichuan continúan detenidos en Golmud, sin embargo el número de tibetanos que permanece allí no ha podido ser verificado en forma independiente.

Según revelan las fuentes, “La tarde del 10 de abril, 550 monjes fueron expulsados del monasterio de Drepung y llevados en calidad de detenidos a los predios de una Escuela Militar en Nyethang’’.

“Luego, 450 monjes del monasterio de Sera quedaron detenidos en la noche del 14 de abril por un inmenso contingente de fuerzas de seguridad china y llevados a la prisión militar de Tsal Gungthang, a unos 20 kilómetros al oeste de Lhasa”.

“El 17 de abril otros monjes fueron agrupados y detenidos en otro lugar de Lhasa”.

“24 monjes de los monasterios de Drepung y Sera permanecen aún detenidos desde el 25 de julio en la Escuela Intermedia de Nacionalidades, Subdivisión Marpa de Rebgong en la provincia de Quinghai , todos fueron desalojados de Lhasa el 25 de abril’’.

Arrestos domiciliarios

Recientemente fueron localizados monjes detenidos en una residencia situada en el centro de la población de Sogpo.

Según familiares de los monjes algunos no fueron detenidos en prisión pero si confinados en residencias y son parte del grupo secuestrado en Golmud a los cuales no se les permite abandonar el lugar, aunque pueden recibir visitas de familiares en algunas ocasiones.

Una tibetana que vive en Rebgong, Prefectura de Malhoque, tiene a su hermano monje estudiando en Lhasa y ahora en el centro de detención de Golmud.

La joven indicó que su hermano estudiaba en el monasterio de Kirti pero estaba en Lhasa el día de la protesta; después del conflicto no supieron nada más de él y recién ahora pudieron contactarlo.

Los monasterios de Lhasa generalmente reciben monjes de las regiones vecinas incluyendo la provincia de Quinhai y tienen personal designado específicamente para acomodar a los jóvenes que ingresan como estudiantes.

Antecedentes

La agitación estalló en Lhasa el 14 de marzo, después de cuatro días de protesta pacífica que terminaron en un violento enfrentamiento cuando el régimen chino respondió enviando grandes tropas paramilitares y policía armada para terminar con la manifestación y cerrar la entrada a las regiones más pobladas del Tibet aislándolas del resto del mundo.

Líderes tibetanos exilados confirmaron la muerte de al menos 203 monjes; Beijing reportó 22, solo uno era tibetano.

Radio Free Asia intentó contactarse con los directivos del monasterio de Sera pero no pudo establecerse la comunicación. Funcionarios del Buró de Seguridad Publica negaron que hubiese prisioneros en la Escuela de Enseñanza Media de Schue Regbong.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: